Esta semana, la provincia de San Juan dio un paso fundamental hacia la diversificación de su matriz productiva con la primera entrega de 4.500 semillas de cannabis medicinal para la producción, un hito histórico para el futuro económico de la provincia.

La empresa estatal Cannabis Medicinal San Juan Sociedad del Estado (CanMe San Juan SE), creada por Ley N° 1951-A, entregó 4.500 semillas de cinco variedades diferentes que llegaron desde un banco de germoplasma de Estados Unidos. Estas semillas fueron repartidas entre las empresas privadas que, mediante concurso público, ya contaban con sus parcelas en el predio de CanMe ubicado en el departamento Sarmiento.

Y en esta primera importación, la empresa Trilogene envió las variedades: Superwoman, Marrasquino, Autoalfa, Automagic, y Ultravioleta. “Esto forma parte de una planificación estratégica para la diversificación productiva de San Juan. Investigamos, analizamos, trabajamos para lograrlo porque hay un mercado muy grande para el cannabis medicinal en todo el mundo. Esta es una gran oportunidad para el desarrollo económico de la provincia lo que se traduce en más trabajo para los sanjuaninos”, dijo el gobernador Sergio Uñac.

El director de CanMe, Ariel Lucero, explicó que con este primer lote de semillas podrán materializar una primera cosecha en los próximos cuatro meses. Luego de investigar cuáles dieron mejores resultados, se podrá pasar a la etapa de producción de los derivados del cannabis medicinal para que la sociedad pueda acceder a estos productos con la mayor calidad y seguridad.

Todo este proceso es posible gracias a que en febrero de 2021, CanMe recibió una resolución aprobatoria del plan de cultivo, que pasó a instancias del Ministerio de Agricultura, INASE otorgó la habilitación, y posteriormente Senasa y Anmat. San Juan es una de las primeras provincias argentinas en planificar el cultivo e industrialización del cannabis medicinal.

“Este es el único proyecto en el país que tiene una articulación público-privada siguiendo la política del gobernador Uñac para todas las cadenas productivas, hoy aplicada al cannabis”, explicó Lucero. El Ministerio de Salud de la Nación, mediante resolución 571/2021, aprobó el proyecto de investigación sobre el cultivo de cannabis con fines de investigación médica y científica.

En base a esta resolución se articulan todas las medidas respecto al cultivo y producción, como así también lo concerniente en materia industrial y comercial del cannabis con destino médico. En San Juan hay tres empresas que montaron su infraestructura en el predio de CanMe, gracias a esta articulación público-privada, y son: Green Healt, Cann 4.0 y Mediplant.

El proyecto de comercialización busca llegar a las personas que necesitan el producto con patologías como cáncer, fibromialgia, Alzheimer, epilepsia, entre otros.

Sobre la investigación

El director de Producción de la empresa Mediplant, Ariel Eidelson, explicó que de las cinco variedades de semillas que recibieron, tres son fotoperiódicas y dos autoflorantes. “A partir de ellas vamos a hacer el estudio para ver cuales se adaptan mejor a San Juan y cuáles son los mejores perfiles para desarrollar medicamentos”, señaló.

Eidelson contó que están muy orgullosos de ser la primera empresa privada en poder cultivar y elogió las condiciones que brinda el Gobierno de San Juan para los inversores.

“El Estado sanjuanino nos permite, por medio de CanMe, llevar adelante el cultivo, el desarrollo del proyecto y el proceso hasta obtener el medicamento para poder comercializarlo. Ese punto de vista fue el que nos atrajo invertir acá”, dijo.

Respecto a las condiciones naturales de clima y suelo de la provincia, este ingeniero contó que “la radiación solar de San Juan es prácticamente única. Tiene un clima seco que es propicio, muy parecido al clima de Hindú Kush que es de donde viene el cannabis originario, por lo que creemos que tendremos una muy buena producción”.

El predio cuenta con cierre perimetral, cámaras de seguridad y vigilancia, y próximamente estará funcionando la conectividad. Se está terminando de impermeabilizar un reservorio que tiene una capacidad de 1.800.000 litros y servirá para guardar agua y abastecer los proyectos haciendo uso racional del recurso hídrico. Se trabajará en el sistema de conducción de agua y parquización del predio.

En el acto de entrega participaron, además del director de Can Me, el responsable del área de producción, Marcos Roldán; responsable de obras, Melina Slobodjanac. Mientras que Mediplant contó con la presencia de sus encargados, Matías Raschkovan, Ariel Eidelson y Joel Waserman.