En la madrugada de este martes a la Argentina se le escapaba otro sueño olímpico. Es que Emmanuel Lucenti, representante del país en judo, cayó ante su par búlgaro, Ivailo Ivanov por ippón (10-0). La competencia duró menos de medio minuto, de hecho fueron apenas 28 segundos que lo dejaron afuera de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

 

Tras el encuentro tenía una mezcla de dolor y frustración por perder en la prueba eliminatoria de 81 kilogramos de judo de 16avos de final. Sin embargo, más allá del resultado, Emanuel habló sobre los desafíos que había enfrentado en su carrera al ser oriundo de una provincia del interior, en la que no tuvo apoyo para seguir creciendo en el deporte.

Una publicación compartida de Emma Lucenti (@emmalucenti)

 

No entiendo nada prefería verme fundido antes que perder así. Nunca pensé que me iba a atacar tan rápido. Esto me deja muy bajoneado porque nunca había perdido tan temprano. No sé qué habrá analizado él de mí para atacarme enseguida pero este es un golpe a mi orgullo”, confirmó Lucenti a la transmisión oficial en Tokio.

 

Esta es la cuarta participación del tucumano en Juegos Olímpicos. En Beijing 2008 terminó en el puesto 21. En Londres 2012, tuvo una gran mejora y terminó en un nada despreciable 7mo lugar, con el que consiguió un diploma olímpico. En Río de Janeiro 2016 finalizó 9no, por lo que ni siquiera él se explica qué fue lo que sucedió este año.

 

El entrenamiento de los atletas argentinos en los Juegos Olímpicos

Por otra parte, aseguró que sintió que cometieron una falta de respeto hacia su profesionalismo al verse sin apoyo para poder entrenar. “Pero también quiero decir que es muy difícil venir a un juego olímpico entrenando solamente en Tucumán y Santiago Del Estero. No pude ir a Croacia hace un mes por un tema familiar, pero no sé qué hubiera pasado si hubiese tenido más apoyo porque a mí no me aprovecharon ni me respetaron”, agregó.

Una publicación compartida de Emma Lucenti (@emmalucenti)

 

Por otra parte, reclamó que le gustaría que la situación cambie para las futuras generaciones, sobre todo para quienes no tienen los medios para autosustentarse una carrera deportiva. “Deseo que los chicos que vengan de abajo no tengan que pasar por lo mismo. Por ejemplo, yo afronté cosas como terminar vendiendo mi auto o durmiendo en un aeropuerto, pero soy un deportista calificado y por eso pido que me aprovechen más en mi país”.

 

Finalmente, les envió un mensaje a quienes conforman su red de apoyo y a quienes siguieron su carrera. “A los argentinos solamente me queda pedirles disculpas”, sentenció el judoca.

Así fue la participación de Emmanuel Lucenti en Tokio 2020