En la localidad bonaerense de Monte Grande la solidaridad viaja sobre ruedas, gracias al esfuerzo y la voluntad admirables de la decena de integrantes de la organización Ayudemos a los Chicos.

Un proyecto cuya esencia es complementar dos pasiones: “los fierros” y la vocación de brindar ayuda a quienes lo necesiten. Cada mes sus mentores realizan exposiciones de vehículos de todo tipo, con el fin de recolectar bienes de primera necesidad, que posteriormente llevan en sus motos, autos y camiones a cada merendero y comedor de la zona.

En su moto, Claudio González pensaba cómo poder llevar a cabo otro de sus motores de vida: solidarizarse con quien requiera de ayuda, por menor que fuera. Fue recorriendo las calles de Monte Grande y de otras localidades cercanas del partido de Almirante Brown cuando tomó conocimiento de las necesidades de los centenares de niños que asisten a merenderos, comedores y parroquias de la zona.

Por lo tanto, el 10 de octubre de 2013 Claudio puso en marcha, junto a su esposa Cristina Carrizo y a Walter Costilla, la primera muestra de autos. En principio, el motivo de aquel encuentro no sólo radicó en recibir alimentos y prendas de vestir, entre otros elementos de primera necesidad, sino también en concientizar y sumar adeptos a su iniciativa.

No obstante, la entidad benéfica también se aboca a cubrir otras demandas de urgencia, y por eso convoca a diferentes eventos, como en los primeros días de marzo, para recaudar útiles escolares, una caravana solidaria, y la distribución de juguetes por el Día del Niño.

La última caravana de Ayudemos a los Chicos tuvo lugar el 20 de noviembre y ya sus impulsores adelantan otra caravana multitudinaria por las calles de Monte Grande en marzo próximo, con el fin de repartir útiles.

Al ser consultado respecto de las razones que lo llevan a encabezar semejante accionar, González señaló que “no podíamos creer que hubiera chicos con hambre y entonces dijimos: ‘Vamos a hacer algo’ para ayudarlos, y qué mejor a través de los fierros, que es nuestra gran pasión junto a dar por el otro”. Además, mediante la solidaridad se intenta “enseñarles el valor de ayudar”, agregó Claudio.