Por Florencia Bombini
salud@cronica.com.ar

Durante su recorrido por el mundo virtual mucha gente suele desviar su atención en informes sobre  actividad física, dietas de distintos tipos, alimentación vegetariana y todo material vinculado con mantener o reducir su peso y lucir bien.

Estética pura. Y esto no quiere decir que esté mal, sino que para que el panorama sea mejor aún, lo ideal es complementar este material con consultas a médicos para hacer un chequeo general, especialmente del corazón, un órgano bastante descuidado por los argentinos, según confirmaron los profesionales. 

En el marco del 43º Congreso Argentino de Cardiología, que se realizó en Buenos Aires, los especialistas coincidieron en que los argentinos no cuidan lo suficiente su corazón. Particularmente, afirmaron que los valores promedio de la población, respecto de los principales factores de riesgo cardiovasculares, arrojan resultados preocupantes y que esto se debe en gran medida a una falta de toma de conciencia sobre la importancia de modificarlos para disminuir el riesgo y combatir la mortalidad por esta causa.

Prueba de lo contundente de estas afirmaciones es que 1 de cada 3 muertes de origen conocido en la  Argentina se debe a alguna de las enfermedades cardiovasculares, que comprenden las patologías del corazón, cerebro, aterosclerosis y otras patologías del sistema circulatorio, representando la primera causa de defunción y el equivalente a un promedio de 197 fallecimientos diarios.

Riesgos alarmantes

“La hipertensión arterial, el colesterol elevado, altos niveles de sobrepeso y obesidad, tabaquismo, sedentarismo y el estrés son los principales factores de riesgo para desarrollar enfermedad cardiovascular. Si a eso le sumamos la demora en acudir a la atención médica ante una emergencia y la falta de adherencia a los tratamientos médicos, tenemos un combo explosivo que se refleja en los altos índices de mortalidad y de enfermedad cardiovascular”, manifestó el doctor Miguel González (MN 62.869), presidente de la Sociedad Argentina de Cardiología (SAC) y presidente del Comité Organizador del 43º Congreso Argentino de Cardiología.

“Si presentar cualquiera de estos factores de riesgo por sí solo ya puede predisponer a padecer una enfermedad cardiovascular, la sumatoria de dos o más factores incrementa el riesgo de manera alarmante. Es muy frecuente encontrar que en un mismo paciente confluyen valores de presión y de colesterol elevados, un considerable sobrepeso y sedentarismo, sólo por dar un ejemplo”, explicó el doctor Ricardo Migliore (MN 52.861), vicepresidente de la SAC y presidente del Comité Científico de dicho congreso.

Además deben tenerse en cuenta parámetros que el individuo no puede modificar, como el hecho de
ser varón (los hombres tienen más riesgo que las mujeres), la edad y la carga hereditaria.

Infarto

Respecto de la atención del infarto, un trabajo evidenció que es muy alta la demora entre el inicio de los primeros síntomas, el arribo a un centro asistencial y la realización de un tratamiento de desobstrucción coronaria. Según resultados preliminares del estudio Argen IAM-ST, que involucró los reportes de 1.670 personas con infarto que llegaron a la guardia de 247 centros de todo el país, casi 1 de cada 2 (45,6 por ciento) demoró más de tres horas en promedio desde los primeros síntomas hasta arribar a una sala con capacidad para la realización de una angioplastia.

Los datos brindados por los especialistas son realmente alarmantes, pero con el solo hecho de que
una persona tome conciencia de los riesgos que corre si presenta algunos de estos síntomas o si no
se realiza ningún chequeo anual, el panorama puede tender a una mejora.

Campaña Nacional

Bajo el título “100.000 corazones para un cambio saludable”, se está realizando durante este mes una campaña anual, a cargo de la Federación Argentina de Cardiología (FAC) junto con la Fundación Bioquímica Argentina (FBA), cuyo objetivo es reforzar en la población los conceptos de prevención cardiovascular y contribuir así a las políticas públicas destinadas a reducir la mortalidad prematura debida a las enfermedades no transmisibles que afectan a la salud.

La misma comenzó a principios de noviembre y culminará el 30 del corriente y contará con una serie
de actividades que a lo largo de sus diez ediciones previas involucraron a entidades públicas y
privadas de más de 150 localidades en 20 provincias argentinas.

“En nuestra edición de este año hacemos hincapié en la hipertensión arterial, un factor de especial relevancia dentro del panorama de las causas de muerte por enfermedad cardiovascular, ya que afecta a un tercio de nuestra población adulta, es decir, a diez millones de argentinos, y la mitad de ellos lo desconoce”, afirma el doctor Ricardo López Santi (MP 16.471), director de esta iniciativa, que este año lleva el lema “Cuidá tu presión, cuidá tu vida”.

“Esta campaña es parte de la estrategia que desarrollamos a lo largo de todo el año para ejercer
el rol que nos corresponde como sociedad médica en la promoción de la salud y la lucha contra
las enfermedades cardiovasculares, que son las que más afectan hoy a la salud pública”,
señaló
el presidente de la FAC, doctor Daniel Piskorz (matrícula 8509). Para conocer el cronograma de actividades, ingresar a www.cienmilcorazones.com.ar. Campaña nacional para reducir la mortalidad cardiovascular

Tabaquismo: 1 de cada 4 fuma
Si bien se trata del único factor que disminuyó con respecto a relevamientos anteriores (era del 29,7 por ciento en 2007 y de 27,1 en 2009), y las tendencias parecen continuar a la baja, según diferentes estimaciones, aún es una cifra elevada, ya que contribuye de manera contundente en el desarrollo de un gran abanico de patologías, no únicamente las del corazón.

Exceso de peso: casi 6 de cada 10 personas sufren de sobrepeso u obesidad
El 23 por ciento de los casos de cardiopatía isquémica puede ser explicado por la obesidad, por lo que también conforma un elemento central a modificar para lograr un mejor estado de salud. En esta línea, el 57,9 por ciento de los argentinos mayores de 18 años tienen sobrepeso u obesidad, una tendencia que se encuentra en aumento.

Hipertensión: 1 de cada 3 adultos es hipertenso, pero casi 4 de cada 10 ni siquiera están enterados de que padecen ese mal
El 36,3 por ciento de los argentinos mayores de 18 años tiene hipertensión; a su vez, casi 4 de cada 10 personas (38,8 por ciento) que la padecen no lo saben.

Colesterol: casi la mitad de quienes lo tienen elevado no se trata correctamente
El 29,8 por ciento de los mayores de 18 años presenta colesterol elevado y, dentro de esa población, solamente el 53,2 por ciento registró estar bajo algún tratamiento, ya sea modificaciones en el estilo de vida o la toma de alguna medicación, lo cual representa una cifra muy baja para el control de
este factor.

Sedentarismo: más de la mitad de las personas hace poca actividad física
El 54,7 por ciento de los argentinos realiza un nivel bajo de actividad física. La realización en forma regular disminuye la morbimortalidad mediante la reducción de la incidencia de enfermedades cardiovasculares, accidente cerebrovascular, enfermedad coronaria, hipertensión, enfermedad vascular renal, enfermedades metabólicas y algunos cánceres como el de colon y mama. También disminuye el riesgo de padecer depresión y de sufrir caídas. 

Diabetes: 1 de cada 10 argentinos la sufre
El 9,8 por ciento de la población argentina mayor de 18 años sufre diabetes, una patología que se relaciona con un mayor riesgo de padecer una afección del corazón. De hecho, la mitad de este grupo muere a causa de una enfermedad cardiovascular. Casi 4 de cada 10 (38,6 por ciento) no recibían ningún tratamiento, lo que representa un dato negativo en el control de las enfermedades no transmisibles.