La afamada actriz estadounidense Julia Roberts vivió un escalofriante episodio mientras filmaba una escena de su nuevo filme en el cementerio Haverstraw de Nueva York. De acuerdo con los empleados del set, fue perseguida por un fantasma que llegó a tocarle la espalda.

Roberts está filmando la película Ben is back, un drama en el que interpreta a una mamá con una conflictiva relación con uno de sus hijos, que regresa a su casa luego de una prolongada ausencia. Por este motivo, una parte de la trama se desenvuelve en un cementerio con su coprotagonista Lucas Hedges.

En una emocionante escena, la protagonista de “Mujer bonita” obliga al otro actor de 21 años a bajarse de un auto y lo va empujando contra las lápidas del camposanto. Frente a una tumba, Roberts fue donde vivió un hecho paranormal que no le permitió seguir filmando a lo largo de la jornada.

Roberts aguardaba una seña del director Peter Hedges cuando, de pronto, dijo sentir que alguien la tocaba por la espalda, y luego la empujaba con más fuerza. Pero cuando se dio vuelta, no había nadie detrás. Inicialmente creyó que había sido una broma de algún técnico, y no le dio importancia. Pero como seguía paralizada, transmitió sus sensaciones al equipo de rodaje. Lamentablemente, no quiso hacer declaraciones sobre lo vivido.