Por Jimena Golender
salud@cronica.com.ar

Los expertos de la salud recomiendan que toda mujer en edad fértil esté vacunada contra las enfermedades más comunes que puedan suponer un riesgo durante el embarazo. Con la vacunación se producen anticuerpos que defienden a la madre y generan una barrera de protección para el recién nacido durante los primeros meses de vida, hasta que reciba su propia inmunización a través de vacunas.

Plan de acción

En una primera instancia, es importante que quienes planifiquen un embarazo hagan una visita previa al ginecólogo para que pueda evaluar con un análisis de sangre si la mujer presenta anticuerpos para diferentes enfermedades y, en caso de no tenerlos, recomendar la aplicación de la vacuna que corresponda.

Si los resultados arrojan una ausencia de anticuerpos para la rubeola, el especialista deberá recomendar la aplicación de la vacuna triple viral, que confiere protección no sólo para esta enfermedad, sino también para el sarampión y las paperas. El no tenerla podría presentar complicaciones visuales, auditivas o cardíacas en el feto.

Algo similar ocurre con el virus de la varicela, ya que se estima que el 95% de las mujeres en edad reproductiva ha estado expuesto al contagio y presenta defensas. Sin embargo, deberán vacunarse aquellas con anticuerpos negativos. Una vez aplicada la vacuna de la varicela o de la rubeola (triple viral) deberá evitarse el embarazo en el mes subsiguiente.

Por otro lado, la hepatitis B no presenta síntomas en el 70% de las veces y puede ocasionar hepatitis crónica tanto en la madre como en el feto. La vacunación está indicada tanto durante la planificación como una vez que se esté cursando el embarazo. Si se padece esta enfermedad en la gestación, el recién nacido deberá recibir gamaglobulina específica y vacunación dentro de la 12 horas de nacido.

Los análisis también sirven para determinar el estado de defensa frente a otros agentes patógenos como el Chagas, la toxoplasmosis y el citomegalovirus, que, si bien no existen vacunas protectoras frente ellos, el médico explicará cuáles son las medidas higiénico dietéticas que deberá tomar la paciente para evitar el contagio durante el embarazo. Este período es de suma importancia para comprobar la existencia de otras enfermedades como HIV, VHC (hepatitis C) y sífilis (VDRL), por lo que también se solicitan anticuerpos de estas.

A su vez, existen otras vacunas como la anti neumocóccica, antimeningocóccica, para fiebre hemorrágica argentina, HPV y fiebre amarilla que deberán aplicarse en situaciones especiales, ya sea por riesgo aumentado de exposición o por patología subyacente que lo indique. Como la generación de anticuerpos puede verse afectada por el estado de inmunocompromiso habitual durante el embarazo, es sumamente necesario realizar una comprobación de su efecto mediante dosaje de anticuerpos. Por último, durante el seguimiento del embarazo la paciente debe avisar al médico sobre cualquier riesgo de contagio de alguna infección para poder recibir la profilaxis adecuada.

La BCG no se debe aplicar en los 9 meses

 BCG (previene tuberculosis) La vacuna para HPV (virus de papiloma humano asociado al cáncer de cérvix), la triple viral (brinda protección contra la rubeola, el sarampión, y las paperas) y la vacuna para prevenir la varicela.

Las permitidas

Vacuna antigripal: Se puede colocar en cualquier trimestre. El diagnóstico de gripe en el primer trimestre se puede asociar a labio leporino, malformaciones cardiacas o defectos del tubo neural en el recién nacido. Si se la contrae en el segundo o el tercer trimestre, puede asociarse a retardo del crecimiento intrauterino, parto prematuro y bajo peso del recién nacido.

Contra hepatitis A: Se debe aplicar en casos de riesgo de contagio incrementado, como pacientes que usen drogas parenterales, viaje a lugares con alta prevalencia, riesgo profesional o patología crónica de base (insuficiencia renal).

 Contra hepatitis B: Se recomienda completar el esquema si está incompleto o comenzarlo en cualquier trimestre del embarazo.

Triple bacteriana acelular: Brinda protección contra tos ferina, tétanos y difteria. Se indica después de la semana 20. Se recomienda debido a un aumento de infección por tos ferina en niños menores de 1 año, y para proteger a la madre en la gestación. Durante el parto existe incremento en el riesgo de contraer tétanos.

Contra la fiebre amarilla: es ocasionalmente indicada durante el embarazo. A diferencia de otras vacunas de virus vivos, está indicada en la embarazada no inmunizada previamente, cuando el viaje a zonas donde la enfermedad es endémica sea inevitable.

Ver más productos

Santa Margarita María Alacoque, en el recuerdo de la iglesia católica

La iglesia recuerda hoy a Santa Margarita María Alacoque

#ElChacal, el personaje que te informa.

Cómo surgió #ElChacal, el personaje que te informa y divierte

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

En cronishop.com.ar podés encontrar algunos de los mejores vinos y espumantes del mercado.

¿Cómo atraer a los Millennials al mundo del vino?

El Presidente llamó a jefes provinciales y dirigentes, ¿para qué? (Archivo).

El misterioso llamado de Macri a los gobernadores previo al debate

Francisco sacó al jefe de su custodia

Francisco sacó al jefe de su custodia

Ver más productos