Los gastos efectuados por emociones suelen responder a impulsos, ansiedad o al efecto efímero de felicidad y satisfacción que producen las compras. Por otro lado, también hay consumidores demasiado racionales, quienes analizan hasta el último detalle y se toman (demasiado) tiempo para realizar una compra que debería ser simple. Los factores psicológicos pueden afectar la forma en que se administran las finanzas, pero no deben controlarlas.

Respondé las siguientes preguntas y descubrí a qué grupo pertenecés.

Cuando vas al supermercado y querés comprar un producto que nunca llevaste, vos:

  • a) Revisás la etiqueta, el aporte nutricional y fecha de vencimiento. Nunca se es demasiado precavido.
  • b) Chequeás la fecha de caducidad.
  • c) Lo sumás al changuito sin mirar nada.

    Vas a comprar un equipo de audio, pero en el local que ofrece descuento con tu tarjeta de crédito no hay ningún vendedor a la vista. ¿Qué hacés?
  • a) Decidís ir a otro comercio, aunque pierdas la oferta. Necesitás que te informen y despejen cualquier duda de compra
  • b) Llevás el producto igual y exigís que te detallen las condiciones de garantía, por si surgen problemas.
  • c) Te lo llevás igual sin preguntar nada, no podés esperar a estrenarlo.

    ¿Llevás bolsas de tela cuando vas a comprar al supermercado?
  • a) Siempre llevás varias encima.
  • b) Puede que alguna vez te olvides. Si no, volvés a tu casa a buscar.
  • c) Casi nunca. Terminás cargando todo con los brazos.

    Vas a comprar un jean y el vendedor te avisa que están con una promoción de 2x1. ¿Cómo reaccionás?
  • a) No modifica tu búsqueda. Si el jean te gusta, lo comprás.
  • b) Puede que pruebes alternativas. Tal vez encontrás una ganga.
  • c) Aprovechás la oferta y llevás dos prendas. Aunque no lo necesites.

    ¿Qué tan seguido realizás compras online?
  • a) Nunca. Todavía desconfiás del sistema. Comprar sin ver el producto no es para vos.
  • b) A veces. Cuando salen buenas ofertas.
  • c) Siempre. Comida, ropa, electrodomésticos, entradas al cine, de todo.

    ¿Realizás algún tipo de reciclaje?
  • a) Por supuesto. Hacés compost en tu casa y separás todos los residuos.
  • b) En general separás la basura y no mucho más.
  • c) Ninguno.

    ¿Qué hacés con las sobras de comida que quedan en tu casa?
  • a) Se administra hasta la última miga de pan, tu heladera está llena de tuppers con restos.
  • b) Intentás usar todo y si sabés que no vas a llegar a comerlo, lo ofrecés a algún familiar.
  • c) Acumulás en la heladera, la mayoría termina poniéndose feo y en la basura.

    Tu hija es fanática de “Los increíbles” y te pide cuanto juguete exista de la franquicia. ¿Qué hacés?
  • a) Investigás qué juguete no está fabricado con productos nocivos para los niños y comprás sólo ese.
  • b) Que elija un muñequito y a resistir el capricho.
  • c) Coordinás con familiares para que cada uno compre un ítem y así regalarle todos los chiches que quería.

    RESULTADOS

    Mayoría de respuestas A: Consumís de manera responsable. Sabés darles prioridad a tus necesidades aunque tengas un excedente de dinero. Sabés que una oferta que no necesitás no es oferta y que el presupuesto es clave cuando se trata de salir de compras.

    Mayoría de respuestas B: Te ves tentado a caer en la imprudencia. Aunque te preocupa no gastar de más te hace falta priorizar y planear tus gastos. Te dejás guiar por tus emociones y en ocasiones adquirís artículos innecesarios. Necesitás comprometerte a organizar mejor los gastos.

    Mayoría de respuestas C: Tu forma de comprar puede ser compulsiva. No respetás presupuesto y a veces tus necesidades se ven opacadas por gastos innecesarios. Seguro que siempre tenés que salir con algo delshopping o te frustrás. Antes de comprar algo pensá si lo necesitás y si lo podés pagar sin recurrir al crédito.