Por Diego Cosco
Investigador Dogma-Arg

Entre las diversas historias que sobrepasan el entendimiento y la razón entre los seres humanos, se encuentra el mundialmente conocido Triángulo de las Bermudas, una región que no muchos se llegan a animar a cruzar y que se encuentra en el océano Atlántico, entre tres sitos paradisíacos como Miami, las Islas Bermudas y San Juan de Puerto Rico, y donde han desaparecido numerosos barcos y aviones sin dejar rastros y en extrañísimas condiciones.

Sin embargo, el mundo está plagado de misterios sin resolver como el citado. Uno de los más intrigantes y sobrenaturales es conocido como el Triángulo de Alaska, aunque muchos llaman al fenómeno como el Misterio de Funny River, el lugar donde las personas desaparecen sin dejar rastros. Un sitio por demás perturbador, que muchos estadounidenses que suelen visitan Alaska como turistas suelen directamente evitar esa región. En gran medida, por los temores fundados que las elevadísimas cifras de seres desaparecidos o accidentados fatalmente en ese enorme sector, pero también porque no todos los que no son de esa región son capaces de ingresar a esas frías tierras, donde la muerte parece habitar.

La zona que comprende el  Triángulo de Alaska.

Muchos afirman que esa región, en las heladas tierras cercanas al Polo Norte y que son parte del territorio de los Estados Unidos, luego que en la actualidad esa primera potencia mundial lo adquirió de la Federación Rusa, su anterior dueño. Esa zona, cuyos vértices están entre simples poblaciones de castigados trabajadores de Anchorage, Barrow y la capital, Juneau, tiene muchísima actividad paranormal y ya dejó atrás al Triángulo de las Bermudas en cuanto a cantidad de desapariciones misteriosas. Se trata de una zona del noroeste de Alaska que cubre unas 300.000 millas cuadradas (482.802 kilómetros cuadrados) y en donde más de 20.000 personas han desaparecido extrañamente y sin dejar rastros, según pudo registrarse en las últimas décadas. De ahí la denominación del "Triángulo de Alaska", donde muchísimas personas se perdieron entre el agreste paisaje y otros no sobrevivieron a extraños accidentes de aviación.

Un misterio que tiene todo por resolver:

En 1972 la zona despertó la curiosidad del mundo tras la desaparición en la ciudad de Anchorage de un avión Cessna en el que viajaban políticos estadounidenses. Las víctimas fueron Thomas Hale Boggs, líder de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, y Nick Begich, congresista por Alaska. Lo cierto es que el hielo y la nieve pueden borrar hasta los últimos rastros de una persona, pues hay constantes deslizamientos de tierra, glaciares agrietados, desbordamiento de ríos y laderas peligrosas. Todo dispuesto para que cualquier explorador, avezado o inexperto, pueda patinar o derrapar, caer y desaparecer con facilidad.

No obstante, el misterio de las personas a las que se las ha tragado la tierra y que ha dado fama a este sitio, conocido por los propios pobladores como "el medio de la nada", no se resuelve con las simples descripciones de una geografía difícil, fundamentalmente dado que tampoco hay explicación a la desaparición de aeronaves.

¿Qué hay de real en la versión de los gnomos carnívoros?

Los avistamientos de pequeñas figuras de apariencia humana coincidieron con las denuncias de personas desaparecidas que tuvieron la fortuna de volver con vida una vez que se internaron en el Triángulo de Alaska. ¿Acaso existe una tribu de feroces gnomos carnívoros en el interior del estado? Un equipo de investigación siguió una pista que podría llevarlos directamente a una caverna de hielo que bien podría funcionar como el escondite de estas criaturas mortales.

Empero, también son muchos los que indican que es una de las regiones en donde seres de otros mundos suelen realizar abducciones con cierta regularidad, a partir de las escasas poblaciones existentes en la región de fuertes nevadas en la cruda temporada estival, copiosas caídas de nieve que son otro motivo más que suficiente para dejar gente enterrada en hielos casi eternos. Otros afirman además que la falta de información referencial y el panorama monótono, con grandes bosques nevados y caminos todos parecidos, hacen que se pierda con mucha facilidad aquel que, aun bien preparado, no tenga referencias entre tanta soledad.

Y además, el Yeti

También en esa región de Alaska se ha mencionado más de una vez la presencia del siempre misterioso Yeti, o el llamado "abominable hombre de las nieves", que, si bien en un principio se situó en las regiones del Himalaya, mucho después se lo ha situado en innumerables oportunidades en los helados bosques estadounidenses y canadienses, aunque bien podría ubicarse en Alaska. Aunque las desapariciones en el Triángulo de Alaska no deberían tener una relación con este mítico (o no tanto) ser, esquivo a la presencia de personas civilizadas. De hecho, para los estadounidenses es una verdadera obsesión ese abominable hombre de las nieves al que han perseguido innumerables estudiosos y por el que muchos dejaron sus vidas en el Triángulo de Alaska.

Ver más productos

La otra historia del peronismo

La otra historia del peronismo

Cómo hacer guita

Cómo hacer guita

Lo que todo el mundo busca

Lo que todo el mundo busca

¿Qué es sexteame?

¿Qué es sexteame?

Para fanáticos del Fútbol

Para fanáticos del Fútbol

La historia detrás del robo del siglo

La historia detrás del robo del siglo

Eva Duarte: toda la verdad

Eva Duarte: toda la verdad

Aprendé a usar tu inteligencia

Aprendé a usar tu inteligencia

La otra cara del peronismo: una historia apasionante

La otra cara del peronismo: una historia apasionante

Historia para Chicos

Historia para Chicos

Ver más productos