Tinder, una de las aplicaciones de citas más disruptivas del mundo, podría dejar de funcionar muy pronto en smartphones que posean el sistema operativo Android, propiedad del gigante estadounidense Google

Alphabet, una de las compañías de Google, inició el proceso para presentar una demanda contra Match Group, empresa dueña de Tinder, acusándola de haber actuado de mala fe y por incumplimiento de contrato al haber provocado una disputa por las políticas del Play Store.

Pero ese no fue el único problema entre las dos grandes empresas, sino que, a su vez, los desarrolladores de Tinder ya habían denunciado en mayo al gigante tecnológico por impedir que las apps puedan facturar a través de formas alternativas al Google Play Store.

 

Según la demanda que Google presentó en un tribunal de California, Match Group estaría buscando aprovecharse de la plataforma de distribución de Google Play y eludir las comisiones de la misma. 

"Match Group afirma que Google Play solo proporciona el procesamiento de pagos. Eso no es cierto. Google Play proporciona herramientas y una plataforma de distribución global que le ha permitido prosperar y construir una exitosa red de usuarios que es fundamental para sus aplicaciones de citas", explicaron desde Google.

Por esta razón, la empresa creadora del buscador de internet más usado del mundo exigió a los dueños de Tinder una compensación monetaria y pidió a la Justicia una sentencia para que Match Group no pueda subir sus aplicaciones al Google Play Store de forma permanente.

Alphabet argumentó que la negativa a pagar las tarifas de uso y cumplir con las nuevas políticas de facturación colocan a Match Group en mejor posición que otros desarrolladores de aplicaciones, los cuales respetan los acuerdos y compensan a Google por las ganancias.

A su vez, la tecnológica los acusó de aprovecharse del alcance que ofrece la plataforma de Google sin adherirse a sus reglas.

Cuál fue la razón por la cual Tinder demandó a Google

Match Group presentó una contrademanda en la que declara que este juicio es "un ejemplo de cómo un monopolio utiliza su poder para asustar a otros desarrolladores y someterlos".

La firma agregó que la cuestión principal es que "las políticas de Google en Play Store son anticompetitivas".

Match Group, operadora de las aplicaciones de citas Tinder, Match, OkCupid, Plenty of Fish, y Hinge, acusó a Google de poseer un excesivo control sobre el mercado de aplicaciones de su tienda digital y de acudir a tácticas anticompetitivas para mantener "su dominio" sobre ese ecosistema.

 

El desarrollador de aplicaciones busca desde hace tiempo una rebaja en las comisiones de la plataforma. Además, propuso utilizar su propio sistema de pagos dentro de la app para que la infraestructura de pagos de Google Play no sea imprescindible.

Esto último es imposible, ya que las condiciones impuestas por el gigante tecnológico no lo permiten.

Ver comentarios