Un episodio similar al de Pablo García Aliverti, hijo del periodista Eduardo Aliverti, que hace seis años atropelló alcoholizado a un vigilador que circulaba en bicileta por la Panamericana, ocurrió en la Autopista Acceso Oeste, a la altura de la localidad bonaerense de Haedo

Un automovilista, que circulaba en aparente estado de ebriedad, chocó a un motociclista, arrastró el vehículo de la víctima durante más de 300 metros y se fugó. Testigos grabaron la terrible situación y escracharon al acusado, que aún no fue identificado. El afectado, de 29 años, permanece internado en el Hospital Posadas y sus familiares exigen justicia. 

Luis Gabriel Rojas, agente de seguridad y padre de un bebé de cinco meses, estaba yendo a trabajar a bordo de su moto cuando fue embestido por un auto y salió despedido hacia la banquina, a unos 400 metros del Hospital Posadas. El acusado no solo no se detuvo a socorrer a la víctima sino que arrastró la moto durante más de 300 metros.

La víctima trabaja como agente de seguridad.

Testigos asistieron a la víctima, quien brindó el teléfono de su esposa y fue trasladado al Hospital Posadas antes de quedar inconsciente. "Si no fuera por esos chicos, mi esposo estaría muerto. Le hablaron constantemente para que no se duerma hasta que llegó la ambulancia", dijo la esposa de Luis, Mónica, de 29. 

Por otro lado, un grupo de chicos siguió al acusado, grabó cómo arrastraba la moto por la autopista, lo increparon, lo tildaron de "asesino" y lo obligaron a frenar. Cuando el conductor detuvo la marcha, lo ayudaron a desenganchar la moto del auto. En un descuido, el sujeto logró escapar.

Ambos bandos se encontraron, tomaron contacto con la familia de la víctima y les facilitaron el video en el que muestran el coche rojo del acusado arrastrando el vehículo de dos ruedas de Luis. Además, describieron que el conductor era un sujeto de unos 35 años de cabello rubio y agregaron que estaba en aparente estado de ebriedad.

La víctima llegó al Hospital Posadas en estado crítico y será trasladado a una clínica de Palermo. "Está evolucionando bien pero estuvo al borde de la muerte. El golpe le provocó daños en un pulmón, no podía respirar por si mismo", relató la esposa de la víctima.

"Necesitamos ayuda para encontrar al hombre que le hizo esto a mi esposo. Quiero que me explique por qué lo abandonó. Todos me dicen que mi marido estuvo a punto de morir. Si la ambulancia no llegaba a tiempo, tal vez él no estaría vivo", sentenció Mónica.

El sujeto será trasladado a una clínica de Palermo. 
Continúa en observación con heridas de consideración.