Muro a punto de derrumbarse en escuela

Somos vecinos de Lanús Este y queremos denunciar que no tenemos respuestas de ningún lado a nuestro pedido. Hay un muro a punto de derrumbarse en el patio de la Escuela N° 39, además de que no tiene gas hace semanas y los chicos tienen clases un día sí, otro día no. A la escuela concurren unos 500 menores, y es un peligro que todo esté atado con alambres como lo está. Este paredón, que está en la salida del colegio, en cualquier momento se va a caer y tenemos mucho miedo de que pase algo grave.

La escuela necesita un montón de mejoras pero nadie está dispuesto a escuchar nuestros reiterados reclamos. Tampoco podemos dejar a los chicos sin clase, por lo que tomamos las precauciones que creemos necesarias, pero en un abrir y cerrar de ojos puede ocurrir otra tragedia.

Los alumnos que concurren a la escuela N° 39 de Lanús Este están en peligro.

Calles de Ituzaingó en pésimo estado

Quiero denunciar lo que pasa en la vereda de mi casa, ubicada exactamente en la calle General Fructuoso Rivera, esquina Suboficial Perdomo, en Ituzaingó. Estamos cansados de hacer reclamos y ya no sabemos a quién más recurrir para que pasen una máquina y arreglen el pésimo estado de la calle.

Hace más de cinco años que no quieren pasar las máquinas ni entubar las calles para que el agua, cuando llueve, no nos entre en las casas, agua que la tenemos más de 15 o 20 días dentro de nuestras propiedades. Así no se puede seguir, se hacen charcos que se llenan de basura y es todo un asco con el pasar de los días. En mi caso particular, el agua se filtra por mi jardín y me inunda toda la parte delantera de la casa, además de que entra sin parar. Las calles son un desastre, y los vecinos estamos cansados.

Cuando llueve, la situación se pone más complicada.

Un barrio sin luz y sin agua

En Máximo Paz estamos sin luz desde hace dos semanas. Todos los vecinos de la zona llamamos a la empresa prestadora del servicio y no recibimos respuesta alguna. Se han quemado las bombas de agua dado que una fase en vez de tener 220, tiene 40, es decir que funcionaba a una energía no acorde a la necesitada. Conclusión, que tampoco hay agua en el barrio. Eso hace que una escuela no pueda funcionar y el comedor que da almuerzo a los alumnos y cena a chicos del barrio tampoco abra sus puertas. Estamos desesperados, cortando calles, llamando a todos lados. Ni la empresa, ni el consejo escolar del municipio, ni educación de provincia hacen nada. Los chicos están sin clases y sin comida, mientras que las familias tampoco tienen luz ni agua. Por favor, es necesario que esto se corrija de alguna manera. Esto no sale en ningún lado y estamos abandonados.

Amenazas de bomba en colegios

En la localidad de Berisso hace tres meses que las escuelas sufren amenazas de bomba, por lo que los chicos no pueden tener ni cuatro horas seguidas de clase. Los evacuan a la calle donde los chicos pasan frío y corren peligro. Ni el municipio ni la policía ni el consejo escolar se hacen cargo de la situación. Los padres y docentes, frente al peligro y la negligencia, hicimos marchas y tratamos de hablar con las autoridades pero nadie nos escucha. Si bien hace unos días dictaron la norma de no evacuar más los colegios frente a llamados intimidatorios, los padres tenemos miedo de que algún día sea cierto y ocurra una desgracia. Lo que yo no puedo entender es cómo no intervienen esos llamados y rastrean el origen de los mismos, para poder así detener al o los culpables. Lo que pido es que se tomen las medidas correspondientes para garantizar la salud y el bienestar de nuestros hijos puertas adentro de los colegios. Asimismo, los padres queremos irnos a trabajar en paz y sin el temor de que a las horas nos llamen para decirnos que nuestros hijos están otra vez en la calle por una amenaza de bomba o algo por el estilo.

Denuncian “abandono total”

Estoy en el barrio Los Álamos de Virrey del Pino. Les mando esta foto que la saqué en una de las calles de acá. Son 25 cuadras que tenemos que salir caminando y descalzos porque no puede entrar ninguna linea de colectivos, ni siquiera un auto particular.

A la mañana temprano tenemos que salir en grupo para que no nos roben ya que no tenemos tampoco la iluminación adecuada. ¡Estamos en un estado de abandono total! Del municipio no nos dan respuestas, son muchas casas las afectadas en este barrio que hace 30 años que tiene problemas de este tipo.

Nos ubicamos por la Ruta 3, a la altura del kilómetro 33, a unos dos mil metros de la municipalidad, donde, para colmo, las calles figuran como asfaltadas. Tuvimos que cortar la ruta varias veces para reclamar pero nunca nos brindaron una solución.

Un problema sin solución

Tengo un problema con Newsan y necesito que alguien me ayude. Esta empresa es la que responde como garantía de productos Noblex. Hace un tiempo, compré un televisor de esta marca y, al mes de uso, empezó a oscurecerse hasta que dejó de funcionar. Desde Newsan me derivaron a un lugar donde le hacían un service al televisor y, desde ahí, me dijeron que tardarían unos 20 días en arreglarlo, que dependía de Newsan, que es quien les provee los repuestos, pero me dijeron que los mismos no existían. Lejos de solucionarme el problema, desde esta empresa me hicieron perder tiempo y dinero. Me siento estafada por cómo me trataron, ya que un día me decían una cosa y al otro día, otra. Viendo por Internet, descubrí muchísimas quejas y estafas denunciadas por otras personas que también recibieron artículos dañados y no tuvieron una solución adecuada. Esto pasa porque en este país nadie controla nada y se les permite a estas empresas hacer lo que quieran. Es una estafa lo que hicieron porque no solucionaron nada y siguen burlándose de la gente que hacemos compras de buena fe.

“Malos vecinos” en Claypole

Escribo desde Claypole para denunciar a unos vecinos que tienen la nefasta actitud de depositar la basura de su pozo ciego en la calle que, por cierto, es de tierra y toda esa asquerosidad termina ahí. La calle es Mazzini y Alcorta, por donde es imposible transitar ya que todo está inundado y el olor es nauseabundo. Además, cuando llueve tiran una manguera a la calle para vaciar el pozo ciego. Es una vergüenza esto. Esto pasa hace muchísimos años, pero hace dos o tres que la situación es insostenible. Antes, por lo menos, disimulaban y tiraban cosas cuando no venía nadie; ahora la mujer sale a “limpiar” la zanja que hizo sin importarle que la ven y tira todo para la calle.