Una mujer de 22 años, identificada como Ivonne Jacqueline Crsteff, que estaba embarazada hace ocho meses y dio a luz a su bebé prematuro en el baño de su casa. 

Como estaba embarazada de manera "secreta", le pidió a la madre que le trajera una bolsa de consorcio sin abrir la puerta. Luego, metió al bebé en el saco. Minutos después, la criatura perdió la vida.

La mujer se encuentra internada en la Clínica General Obstetricia y cirugía Nuestra señora de Fátima, en calidad de aprehendida por la policía luego de que "recibieran un llamado anónimo al 911", según informaron fuentes policiales en dialogo exclusivo con Crónica. La joven se encuentra estable.