@melinardguez

Una mujer de 48 años, que padece una discapacidad motora, denuncia que su hermana de 61, que padece esquizofrenia, intentó matarla a golpes con una botella de aceite en su casa de Lanús y pide ayuda desesperada. "Me salvé de milagro porque mi cuidadora estaba conmigo. Sin embargo, sé que me puede volver a atacar en cualquier momento. Tienen que internarla de urgencia", dijo la víctima a Crónica.

Claudia escuchó los gritos de su hermana el martes por la noche, asomó su cabeza a través de la ventana de su baño y vio a su pariente en la terraza de su hogar, situada en la calle Coronel Warnes al 2400, en Valentín Alsina. Al salir, encontró a su familiar, que vive en la vivienda lindera, en pleno ataque de nervios, pronunciando todo tipo de insultos y amenazas, agitando una botella de aceite con su mano. 

"La vi desesperada corriendo hacia mi persona, estaba poseída por el odio. Se acercó insultándome y amenazándome, me quería matar a golpes con esa botella. Afortunadamente, mi cuidadora vio lo que estaba pasando y se interpuso entre nosotras. Si esa chica no estaba conmigo, mi hermana me mataba. Sufro de una enfermedad llamada espondilitis anquilosante, me cuesta movilizarme y mis huesos son muy débiles", manifestó. 
 
Tras ser salvada por su cuidadora, ingresó corriendo a su vivienda y llamó de inmediato al 911. Sin embargo, al esperar eternos minutos y no obtener respuesta del otro lado del teléfono, decidió comunicarse con Crónica para obtener ayuda.

"Mi hermana es esquizofrénica y quiso matarme. Por favor, llamé al 911 y nadie viene. Yo soy discapacitada motora", escribió. Al otro día, realizó la denuncia en la Comisaría de la Mujer y la Familia de Lanús y solicitó con urgencia un tratamiento médico para su hermana.

"No es la primera vez que mi hermana tiene un brote y me ataca. Ella vive en la casa de al lado y accede a mi propiedad cada vez que quiere. No tenemos más familia ni nadie que nos ayude. Yo soy discapacitada y no puedo hacerme cargo de una esquizofrénica. Necesito que la internen porque ésta vez tuve suerte. La próxima, no sé si voy a poder contarla", expresó. 

Al concluir, sentenció: "No tengo plata, vengo de una familia muy humilde. Vivo de la pensión por discapacidad. No nos alcanza para nada y mucho menos para pagar los medicamentos de mi hermana y su internación. Necesitamos que alguien intervenga y nos ayude. Estamos desamparadas".

Ver más productos

El beato Marco Antonio Durando, en el recuerdo de la iglesia católica.

La iglesia recuerda hoy a Marco Antonio Durando

Perón y Evita, una nueva era política en el país

De Perón a Fernández, un país siempre convulsionado

Los feligreses demostraron la devoción por la Virgen en su día (Carlos  Ventura - Diario Crónica)

Ceremonia impregnada de espíritu bergogliano

Ver más productos