Una familia denunció que habría sido estafada por un hombre que hace dos años y medio les vendió un "lote" en un barrio privado, en la ciudad de Florencio Varela, el cual se los cobró en cuotas con la promesa de darles la escritura una vez finalizado el total de pago.

Sin embargo, hace pocos días se sorprendieron con la noticia que se trata de loteos clandestinos que no le pertenecen al presunto dueño, por lo que habrían sido estafados. No son los únicos, ya que son decenas de familias las que se encuentran en esta misma situación. Ante los reclamos de los vecinos por visibilizar el engaño del que fueron víctima, la respuesta que recibieron fue mensajes de amenazas para que guarden silencio.

Hernán Giménez, uno de los denunciantes, habló con cronica.com.ar, sobre la difícil situación que afronta, al igual que el resto de las 150 familias que habitan en el terreno, el cual sería ilegal, y no cuenta con los servicios básicos de luz y gas. El martes hicieron la denuncia por estafas en la comisaria primera de Florencio Varela

El reclamo de los vecinos que habrían sido estafados.

"El señor Alejandro Bacca nos vendió, en cuotas que estamos pagando, un terreno de 17x22 en un barrio semicerrado. Según el acuerdo, él se hacía cargo del mantenimiento de la calle, de la iluminación, y de los servicios", remarcó Giménez respecto al acuerdo negociado hace dos años. Actualmente la familia paga una cuota mensual de 14.500 pesos, con un incremento anual del 30%, durante el plazo de tres años. 

"Nosotros estábamos tranquilos pagándole a él, que nos decía que nos iba a dar una escritura cuando terminemos de pagar, pero resulta que hay vecinos que terminaron de pagar, y no les dio ningún papel. Les dio un libre deuda, y no les dice nada más", relató el denunciante, en diálogo con este medio.

El loteo en cuestión, cuenta con una superficie de 18.000 metros cuadrados, y está situado en Cjal. Estreban Pisani 1870, de la citada ciudad, donde el denunciado tiene su oficina "Mi Lote, Mi Casa" que actualmente funciona sin inconvenientes.

"Estafó a todas esas personas, porque él no es el dueño", sostuvo Giménez, quien es papá de dos nenas, de 2 y 11 años. En esa línea, el denunciante explicó que la presunta estafa salió a la luz porque en el barrio los vecinos comenzaron a estar sin luz ni agua, y cuando fueron a reclamar fueron sorprendidos por la noticia. "Los terrenos pertenecen a un tal Basagastegui, que falleció hace como cien años", contó.

Según contó, cuando fue a realizar el pago de la cuota mensual el pasado 26 de mayo al acusado le reclamó los arreglos y las condiciones en las que se encuentra el barrio, "el que no estaba siendo mantenido, tal cual lo pactado". "Él me manifestó que no se podía hacer más cargo del barrio porque ya vendió todos los lotes y que los vecinos teníamos que hacernos cargo de todo y pedir los medidores, le dije que él no está cumpliendo su contrato y me dijo que los que no paguen los va a sacar a patadas en el culo", relató.

En este contexto, los vecinos fueron a reclamar a la municipalidad. "Fuimos y nos dijeron que estos loteos son clandestinos, nos recomendaron que nos asesoremos con profesionales porque esto es una estafa. Lo que yo no entiendo, es que si saben que es una estafa como pueden permitir que esto siga sucediendo", se preguntó indignado.

Es que pese a que el municipio está al tanto que la venta de dichos terrenos es ilegal, no se da por aludido. Incluso la "oficina" que está en pie hace siete años aproximadamente sigue funcionando desde entonces, al punto que hoy en día vende los lotes por 200 millones de pesos a 25 años.

"El municipio sabe que esos lotes no se pueden vender, y ya puso fajas de clausura, pero él con la plata que tiene paga la multa y los sigue vendiendo", remarcó Giménez. 

No obstante, el denunciado estaría llevando adelante otro loteo pegado al barrio que nombró "La India". "De ese loteo tampoco es dueño, pedimos que nos ayuden y que frenen esta ola de estafas y amenazas", sentenció.

Lo que es aún peor, es que a partir de los reclamos de los vecinos, el presunto estafador, el cual tendría contactos con la policía y autoridades municipales, envía mensajes que serían intimidatorios, a través de sus estados de WhatsApp. 

"Temo por mi vida y mi integridad física y hago responsable al Sr Alejandro Bacca y al municipio de Florencio Varela por cualquier cosa que me suceda", expresó Giménez.

 

 

 

Ver comentarios