Un joven, de 23 años, oriundo de Neuquén y que residía en San Juan, es intensamente buscado por su familia desde hace más de un año. El chico, que tenía problemas de adicciones, fue al psiquiatra y nunca regresó a su hogar. Cámaras de seguridad de una terminal de la provincia lo captaron subiéndose a un transporte con destino a Mendoza. "Siempre tuvimos una excelente relación, nos contábamos todo. De un día para el otro, desapareció", contó su madre a Crónica

Cristián Alejandro Santos, que trabajaba en un local de ropa y en ocasiones realizaba shows para niños disfrazado de payaso, apagó su celular el 10 de abril de 2018 y nunca volvió a comunicarse con su familia. El chico residió hasta 2017 en Neuquén, donde terminó el secundario e inició un profesorado en historia. Ese año, se mudó a San Juan con su madre, Virginia

"Él estaba bajo tratamiento porque tenía problemas de adicciones. El 10 de abril pasado fue a visitar a su psiquiatra, era su tercera entrevista. La profesional no notó nada extraño. Sin embargo, Cristian nunca volvió a casa", manifestó la mujer. 

En tanto, la psicóloga que también trataba al joven manifestó que Cristian parecía estar muy tranquilo y expresó: "él decía que se sentía muy contenido con su madre y su familia acá en San Juan. No mostró ningún indicio de querer irse". 

Imágenes de cámaras de seguridad de la terminal de San Juan muestran al joven, el día de su desaparición, tomando un transporte con destino a Mendoza. "No sabemos si se fue solo o acompañado. No tenemos idea si llegó a su destino. No sabemos nada de su estado de salud. Estamos desesperados", agregó su madre. 

En cuanto a su relación con Cristian, manifestó: "Nunca hubo problemas ni discusiones. nos llevábamos muy bien. Cenábamos juntos todas las noches y nos chusmeábamos todo. Siempre me mandó mensajes para avisar si llegaba un poco más tarde a casa. Desde ese día, apagó su celular y no volví a tener noticias de él. Es todo muy extraño".

Al momento de su desaparición, el joven tenía puesto un jean, unas zapatillas negras y llevaba una mochila con su documento y su historia clínica en el interior. Por cualquier información, comunicarse con su madre al 299 540 9476.

Desapareció a sus 22 años.
Cámaras de seguridad captaron al joven en una terminal. 
Hace más de un año su familia no tiene noticias de él.
Cristian tenía problemas de adicciones.