La familia no está de acuerdo con la pena mínima que le otorgaron al abusador.

La madre de la nena de 12 años que fue abusada en Merlo por el ex policía, quién se encontraba prófugo, contó a Crónica que llegó a Tribunales para averiguar si estaba en condiciones de apelar y se enteró que el acusado se entregó la semana pasada. "Me encontré con una felicidad encontrada, fue un alivio sentir que terminó algo", agregó.

Roberto Aquilino, ex policía que fue condenado a 5 años de cárcel por haber abusado de una menor de 12 años en Merlo, se entregó la semana pasada a la justicia y quedó detenido en la unidad carcelaria número 30 de General Alvear.

Mónica, la mamá de la víctima, relató a Crónica que fue a Tribunales para apelar la sentencia mínima que le dieron al acusado por abusar de su hija y se enteró que se había entregado hace una semana y no había sido notificada. 

En ese momento, contó que sintió una "felicidad encontrada. Un alivio, una sorpresa bárbara sentir que terminó algo". Sin embargo, la familia no está de acuerdo de la pena mínima de 5 años que le otorgaron al acusado por haber abusado de la menor. Cuando quisieron apelar, debían pagar 15 mil pesos que no tenían, y no se lo permitieron. 

La madre de Nabi, relató además, el calvario que vivió la familia hasta la realización del juicio. "Fuimos víctimas de una persecución. Nos tuvimos que mudar cuatro veces, cambié cuatro veces de trabajo", detalló.

Agregó que su primera vivienda, situada frente a la casa del acusado, fue tiroteada y tuvieron que abandonarla y ponerla en alquiler.