Dante tiene un hijito de 2 años y 2 meses. (Facebook)

La familia del jujeño Hugo Dante César Aramayo, de 33 años, aún mantiene la esperanza de que el tripulante del ARA San Juan continúe con vida. La madre del embarcado contó a Crónica que su fe había terminado luego de que un vocero de la Armada le confirmara la muerte de los hasta ahora desaparecidos. Sin embargo, relató que desmintieron la información y la dejaron "tranquila". 

Laura aseguró que un portavoz de la Marina le aseguró este viernes en Mar del Plata a ella y a todos los familiares de los 44 tripulantes, que éstos habían fallecido. En ese momento, se generó un gran desorden y, horas después, les manifestaron que había esperanzas de vida.

"Un vocero de la Armada me tranquilizó y me dijo que hubo una explosión pero que pudo haber explotado sólo una parte. No es que explota todo. Ahora tengo fe de que están con vida", detalló. 

Aramayo, de 33 años, vivía en la ciudad jujeña de Palpalá e ingresó a la fuerza en el 2006 en busca de "un futuro mejor", según contó un allegado a Crónica. Su pareja e hijo de dos años y dos meses lo aguardan en su hogar. Sus padres, ya viajaron a Mar del Plata y están a la espera de un milagro. 

Amigos del desaparecido, a través de las redes, pidieron que recen por el jujeño: