Tiraron lanzas al hogar.

Una familia que es acosada desde hace dos años por vecinos de la localidad bonaerense de San Antonio de Padua denunció a Crónica que no pueden salir de su hogar porque están rodeados de violentos que los amenazan de muerte. Los acusados, un grupo de 10 o 15 salvajes, golpearon a los denunciantes este miércoles por la madrugada y tiraron lanzas y piedras a la vivienda. Entre las víctimas, hay una mujer embarazada.

Daniel Diaz, de 46 años, contó que los objetos que tiraron a su vivienda provocaron un corte de luz en su casa, situada en la calle Emilio Lamarca 2612 del barrio Storni del partido de Merlo. Gracias a la ayuda de uno de sus vecinos, pudo cargar su celular y denunciar que está encerrado en su casa junto a su familia.

 

Este martes por la noche el hombre colocó una reja en su casa, cansado de que los acusados entren a robarle, y su medida enfureció aún más a los violentos. El grupo de salvajes interceptó a la familia cuando volvían de comprar, golpearon a su hija embarazada, a su esposa con hipoacusia e hirieron a su yerno en la cabeza con una enorme piedra. 

 

 

"A mi me cortaron las manos, los brazos y piernas con una cuchilla", detalló. El hecho comenzó a la una de la madrugada y las agresiones continuaron hasta las 5.

Denunció que fue atacado con cuchillas.

Agregó que los acusados quieren lograr que la familia abandone el hogar para poder ocuparla. En el hogar violentado vive una joven embarazada de 19 años, una mujer de 43 con hipoacusia, un joven de 20, un nene de 10, un bebé de un poco más de un mes y el denunciante. 

Los vándalos también causaron graves destrozos en el hogar, el cual atacaron con piedras y lanzas. Según denunció la familia, la policía presenció el ataque y "no hizo nada". 

 

Tiraron lanzas por las ventanas.
Intentaron romper el portón para ingresar.
Destrozaron ventanas.

Desde el nuevo episodio, los violentos permanecen en los alrededores de la vivienda y mantienen amenazados de muerte a los familiares. "Nos dijeron que en cuanto salgamos y nos regalemos, nos matan. En este momento estamos encerrados en el fondo de nuestro domicilio", aseguró.

Ya habían realizado denuncias por reiterados ataques y robos en la comisaría de San Antonio de Padua

Violento ataque en Navidad 

El 24 de diciembre, los acusados, "borrachos, empastillados y drogados con cocaína", empezaron a insultarlos y a tirarles piedras. 

Además, se acercaron al hogar de los afectados y arrancaron las rejas de seguridad. Por lo tanto, la familia se vio obligada a poner otra, medida que generó la disputa de este miércoles por la madrugada. 

Reiterados robos

La familia denunció que entraron a robar a la vivienda en tres ocasiones mientras ellos duermen. Les robaron celulares, televisores, cajas de herramientas y hasta las pertenencias del bebito de un mes. "Se quieren quedar con nuestra casa", manifestaron.

"Hace tres meses me fui a dormir y cuando me desperté vi a uno en mi casa. Saltaron el portón, entraron, abrieron la ventana, pasaron por donde duerme mi hija, se llevaron las cosas del bebé, herramientas, celulares", recordó. Agregó que tienen miedo y no pueden vivir en paz. 

El denunciante también recordó que en 2014 los violentos, también en estado de ebriedad, lo interceptaron cuando regresó a su hogar, entraron a su casa, le robaron el televisor y garrafas y le dieron un terrible golpe con un cascote.

Le golpearon la cabeza con un cascote.