Se sabe lo sensible que son los chicos que sufren de algún trastorno autista a los ruidos fuertes. La pirotecnia es el ejemplo más común: en la época de las Fiestas, las personas con autismo se asustan por los estruendos y dentro de su condición exteriorizan su temor de diferentes modos. Eso, para sus familias, son momentos de una gran impotencia porque no saben cómo ayudarlos.

Los que no mostraron ningún tipo de sensibilidad fueron los integrantes de la murga "Los rebeldes de Sanata", quienes ensayan en la esquina de la casa de Esteban en el barrio San Atilio de José C.Paz. Él buscó todos los medios para pedirles que se retiren de allí y que practiquen en otro lado, pues Abel, su hijo, sufría con el ruido de los redoblantes y bombos que caracterizan a las murgas.

"En agosto se instalaron en la esquina de mi casa. Por los ruidos que hacían me acerqué y traté de hablar con los organizadores como vecino, como padre. Sin embargo siguieron viniendo. Por eso traté de hacer una reunión con los vecinos para poder hablar y tener apoyo. Los cité, pero no vinieron por miedo", comenzó relatando. "Por tal motivo empecé a juntar firmas y con eso me fui a hacer la denuncia el 25 de noviembre", agregó.

Abel sufre de "trastornos específicos mixtos del desarrollo y trastornos específicos mixtos del habla y del lenguaje". Así lo avala el certificado de discapacidad que le expidió el Ministerio de Salúd a los papás de la criatura que va a terapia, a fonoaudióloga y psicopedagoga para poder desenvolverse. El diagnóstico del Hospital Austral, en tanto,  también es claro: los ruidos fuertes afectan su conducta y calidad de vida. Sin embargo, eso no ayudó a que los murgueros se vayan. 

"El viernes 20 el viernes llamé al 911 porque estaban ensayando. Le muestro la denuncia y el carnet de discapcidad a los policías. Ellos van a hablar con ellos y vuelve a los 10 minutos: me dicen que tienen permiso para estar ahí aún sabiendo que está la ordenanza que prohibe todo tipo de murga", relata Esteban. 

La policía "levantó" el Gran Corzo.

El siguiente paso fue ir a la Municipalidad para avanzar con el caso. "Ahí mismo me encontré con el organizador de la murga: las autoridades le explicaron adelante mío que no pueden hacer la murga por ordenanza. Sin embargo, vuelvo a mi casa y veo en Facebook una publicación de "Gran Corzo en barrio San Atilio".

El viernes de ese fin de semana "Los Rebeldes" no ensayaron. Sin embargo el sábado prepapraron todo para el "Gran Corzo" "con unos parlantes enormes, bandas y todo". "Ahí apareció la policía y desalojó el evento. A mi vecina, quien también me acompañó a denunciar, le dijeron que le iban a incendiar la casa y a mi me dijeron que me iban a pegar dos tiros en la gamba", relató Esteban.

La murga ensaya en la esquina de la casa de Esteban

Sin embargo, primero no le dio importancia hasta que se metieron con su familia. "Cuando desalojan el corzo ahí me amenazaron me dijeron 'gordo hijo de puta te vamos a matar a vos y a tu familia'". Por tal motivo se acercó hasta la Comisaría para radicar la denuncia. 

La vida de Esteban y la de su familia se vio afectada por lo ocurrido. "Cada vez que ensayaban de 20 a 23, a mi hijo lo tenía que llevar a cenar afuera o la casa de un familiar. Es un trastorno porque eran gastos que no estaban contemplados. Uno vive con lo justo", dijo abatido Esteban quien ahora espera que la denuncia iniciada avance al tiempo que busca concientizar lo importante que es mantener la calma de los chicos y adultos con autismo.

Ver más productos

¡Todos los regalos para el día del niño!

¡Todos los regalos para el día del niño!

Frozen 2: para festejar el día del niño

Frozen 2: para festejar el día del niño

¡Mes del niño solidario!

¡Mes del niño solidario!

Alberto Fernández: el componedor político

Alberto Fernández: el componedor político

¡Últimos días de SALE!

¡Últimos días de SALE!

Viví el deseo y el placer

Viví el deseo y el placer

¿Cómo conocer tu destino?

¿Cómo conocer tu destino?

¡Descuentos en Cronishop!

¡Descuentos en Cronishop!

Cómo ser más inteligentes

Cómo ser más inteligentes

¡Ahora que somos felices!

¡Ahora que somos felices!

Ver más productos