La familia minutos antes del accidente.

Un nene de 10 años, oriundo de la localidad bonaerense de San Martín, sufrió doble fractura de cráneo luego de que se le cayó en la cabeza un tirante de madera de una carpa de un balneario situado en San Clemente. La víctima está en buen estado de salud.

Gabriela Campero de 25 años, tía de Tomás, se comunicó con Crónica y relató que el encargado del balneario "Punta Ignacio", situado en Av. Costanera y San Martín,  donde fue herido su sobrino los trataron de "mentirosos" y no se hicieron cargo de la situación. 

La mujer relató que eligieron la carpa, vieron el tirante caído en el piso y los empleados del lugar lo acomodaron. Una hora más tarde, un leve viento provocó la caída del elemento, el cual impactó contra la cabeza del nene. 

"El nene se quedó llorando y estaba en shock. Lo llevamos a la guardia de San Clemente y allí, los profesionales de la salud nos dijeron que debíamos trasladarlo a Mar de Ajó por la complejidad de las heridas", relató. Los médicos le diagnosticaron al menor doble fractura de cráneo y le dijeron que deberá hacer reposo durante dos meses.

Desde las autoridades del balneario, le dijeron a la familia de la víctima que estaban "exagerando" la situación y que "sólo fue un accidente". También se negaron a entregar una factura que constate el alquiler de la carpa y aseguraron que no tenían seguro.

Para concluir, agradecieron que el nene está en buen estado de salud y agregaron que son conscientes de la gravedad de la situación. "Esto podría haberle provocado un daño mayor a él u otro nene. No queremos que esto quede en la nada", manifestaron.