Las Pascuas son una de las festividades con más tradiciones culinarias en el mundo. El pescado, los huevos de chocolate y la famosa rosca son algunos de los platos más representativos de esta celebración. A pocos días de su llegada, te brindamos una receta simple para hacer en casa y compartir en familia el domingo santo.

Una de las principales características históricas de esta fecha es la austeridad de los platos, tanto en los ingredientes utilizados como en su elaboración. Esto se debe, principalmente, a las costumbres cristianas que suspenden el consumo de carne en los días de vigilia de la Cuaresma.

La tradición religiosa indica además el ayuno entre el viernes y sábado santo. La evocación del sufrimiento que padeció Jesús remite a la austeridad, una idea opuesta al carnaval, la abundancia y el derroche de las fiestas paganas. Este factor es determinante en las comidas de Semana Santa, se prohíbe la carne roja y en cambio se privilegia el pescado y los vegetales.

Protagonistas de Semana Santa

Fue en el año 1820 cuando se vio por primera vez un huevo cubierto por una pasta de azúcar. Pero fue en Francia donde la técnica se perfeccionó y se empezó a agregar la manteca de cacao a la masa.

Ya en 1873, en Inglaterra, el chocolatero Joseph Fry produjo los primeros huevos de Pascua de chocolate. Luego, Cadbury´s continuó elaborándolos con nuevas técnicas decorativas. Con el paso del tiempo, comenzaron a fabricarse figuras de chocolate (además del huevo) como regalo para las Pascuas.

Sin embargo, la tradición del conejo de chocolate se la debemos a los antiguos teutones (habitantes históricos del territorio alemán) que creían, según cuenta la leyenda, que en este período eran los conejos los que incubaban los huevos. La asociación conejo-pascua proviene de esta antigua creencia popular.

El chocolatero Joseph Fry produjo en 1873 los primeros huevos de Pascua de chocolate.

Receta de huevos de Pascua

Ingredientes

- 500 grs. de chocolate con leche

- 3 claras

- 250 grs. de azúcar impalpable

- Colorante a elección

- Moldes

- Manga para decorar

Paso a paso

1- Derretir el chocolate a baño maría.

2- Limpiar bien los moldes. Colocar una capa fina de chocolate que cubra toda la superficie del molde y dejar secar. Despegar con cuidado para que no se rompan.

3- Batir las claras e incorporar el azúcar impalpable en forma de lluvia. Mezclar hasta formar el merengue y añadir el colorante.

4- Rellenar la manga con el merengue. Colocar un hilo fino en todo el borde de una mitad del huevo para que se adhiera a la otra mitad.

5- Dejar secar y, una vez que estén bien pegados, decorar con el merengue.

CroniTip: Colocar confites y golosinas en el interior del huevo de chocolate.

Ver comentarios