Una de las comidas más ricas y más populares del mundo son las papas fritas y cada cocinero tiene sus secretos para conseguir las más crocantes en el exterior y jugosas por dentro.

En el marco del Día Internacional de las Papas Fritas que tuvo lugar este sábado, acá traemos una de las recetas para que la guarnición quede perfecta.

En primer lugar, para conseguir las papas fritas deliciosas hay que lavar las papas, pelarlas si se desea y cortarlas en rodajas de un centímetro de grosor aproximadamente.

 

De esta manera, también se recomienda formar palitos de papa de unos 5 cm. de largo. Uno de los trucos más difundidos sobre este plato es que se deben freír los bastones en dos veces y en dos temperaturas diferentes. Algunos cocineros se preparan dos sartenes distintas para el proceso final en la cocina.

Volviendo un paso atrás, después de picar toda la cantidad que deseamos freír, hay que dejarlas en remojo dentro de un recipiente hondo. Con este secreto se evita que se pongan marrones y, al mismo tiempo, sacamos parte del almidón que traen las papas.

Papas Fritas, una de las comidas más populares del mundo.
Papas Fritas, una de las comidas más populares del mundo.

Algunos especialistas del arte culinario no dejan en remojo las papas antes de freírlas, sino que las secan con algún repasador para eliminar el mencionado almidón que hace que se peguen los bastones dentro de las sartenes.

En tanto, la costumbre histórica es echarle la sal fina una vez que se termina de freír. Pero, hay personas que aprovechan el momento después del remojo para salar un poco los bastones antes de meterlos en el aceite.

Doble sartén para freír en dos temperaturas

Con el objetivo de conseguir las mejores papas, durante la primera cocción se necesita un aceite a 140 grados. Y los bastones deben cocinarse durante unos 7 u 8 minutos. Algunos especialistas recomiendan una fase intermedia entre las dos frituras.

Este paso opcional es meter las papas en el freezer durante unos 30 minutos para después terminarlas en la fritura a alta temperatura. Una alternativa para no utilizar el electrodoméstico es dejarlas en reposo unos 10 minutos entre una fritura y otra.

El choque de temperatura, cuando se colocan las papas fritas en la segunda sartén, hace que además de crujientes queden bien doradas en el exterior. Mientras que en el interior siguen estando blanditas gracias al paso por la primera sartén.

 

Para la segunda fase de fritura se necesita que el aceite se ubique en los 190º y las papas se deben cocinar durante unos cinco minutos más.

Por último, hay que dejar reposar las papas fritas sobre algún papel absorbente de cocina para retirar el exceso de aceite que puedan haber retenido.

Aunque con la técnica de doble cocción, en la última fritura alta temperatura, los bastones absorben menos aceite que cuando se hace progresivamente subiendo el fuego.

Ver comentarios