Otra vez el calendario marca el día 29 y eso significa una sola cosa: hoy se comen ñoquis. ¿Por qué? Existe una versión acerca del motivo por el cual en Argentina y en otros países se come este plato en los últimos días del mes que ha cobrado mayor fuerza en las últimas décadas.

Los ñoquis son bastante sencillos por lo que se sirven con salsas abundantes. No obstante, los chefs también los cocinan saborizados.

El supuesto origen de esta tradición gastronómica se remonta al siglo VIII d.C. Según cuentan los sabios, San Pantaleón realizaba largos y extenuantes viajes por el noreste de Italia para predicar y curar a los enfermos. Una familia humilde de pescadores lo encontró en una ocasión en un muy mal estado por su periplo, y pese a la escasez de comida, lo invitaron a pasar a su mesa un 29 de julio. Al marcharse, en agradecimiento, San Pantaleón les prometió un año de abundancia, e hizo que debajo de cada plato, hallaran monedas de oro.

Con la inmigración italiana a nuestro país a comienzos fines del siglo XIX y principios del siglo XX, esta historia ganó terreno en el campo popular, y se transmitió de generación en generación hasta el día de hoy.

Más allá de la creencia de la abundancia o no, hay quienes eligen comer ñoquis cada 29, o en cualquier momento del mes, simplemente porque son exquisitos y se pueden preparar de distintas maneras y con variedad de sabores. Aquí te dejamos algunas de las recetas más sofisticadas e innovadoras para sorprender a tus comensales.

Recetas de ñoquis

Noquis de castañas, con coulis de zapallo y parmesano

Creada por los Chefs Valentina Avecilla y Jean-Baptiste Pilou, Fleur De Sel.

Noquis de castañas con coulis de zapallo y parmesano (rinde para 4 personas).

Ingredientes:

  • 600 g de papa
  • 100 g de manteca
  • 50 g avellanas tostadas y picadas
  • 50 g parmesano rallado
  • 4 yemas
  • 140 g harina 0000
  • 60 g harina de castañas
  • 1 zapallo mediano
  • 250 cc leche
  • 250 cc crema
  • 20 g de parmesano cortado en escamas
  • 100 g castañas frescas peladas y cortadas en trozos.
  • Sal, pimienta, perejil

Procedimiento:

1. Cocinar la papa con la piel. Una vez cocida, pelar y pasar por un tamiz mientras esté caliente.

2. Agregar la manteca, el parmesano y las avellanas. Mezclar.

3. Sumar las yemas, luego las harinas. Condimentar con sal.

4. Formar quenelles y pochear en agua hirviendo. Enfriar en hielo y reservar.

5. Para los Coulis: Pelar el zapallo y retirar las semillas. Cortar en cubos y cocinar con un poco de manteca. Agregar la leche y la crema y cocinar durante 30 minutos a fuego lento. Procesar y pasar por tamiz. Condimentar con sal y pimienta y rectificar la textura para que quede untuoso.

6. Dorar los ñoquis en una sartén de teflón con un poco de manteca. Agregar las castañas frescas.

7. Servir en un plato hondo con una buena cantidad de coulis y terminar con escamas de parmesano y perejil.

Noquis a la plancha

Ñoquis a la plancha (rinde para 4 personas).

Ingredientes:

  • Puré de papa 500 gr
  • Queso parmesano 100 gr
  • 1 huevo
  • Nuez moscada
  • Sal y pimienta
  • 1 planta de Kale
  • Hongos portobello 300 gr

Preparación:

  1. Preparar un puré de papas bien seco, ideal cocinar las papas enteras al horno o en microondas.
  2. Mezclarlo con 1 huevo, el queso rallado, una pizca de nuez moscada y sal y pimienta a gusto. Formar pelotas pequeñas y aplastarlas un poco.
  3. Dorarlas de ambos lados sobre una sartén caliente con un poco de aceite de oliva hasta que estén crocantes.
  4. Cortar los hongos en láminas y saltearlos con el kale en una sartén con aceite de oliva, salpimentar, agregar nuevamente los ñoquis ya cocidos para calentar y servir.

Noquis a la romana

Ñoquis a la romana (rinde para 4 personas).

Ingredientes:

  • 1L de leche
  • 250gr de sémola
  • 2 yemas de huevo
  • 75gr de manteca
  • 75 de queso parmesano
  • Nuez moscada

Procedimiento:

  1. Calentar la leche con la manteca y la nuez moscada
  2. Idealmente conviene que la leche hierva, pero como se quema muy rápido, pueden solo calentarla hasta que la manteca quede derretida
  3. Agregar la sémola en forma de lluvia y batir con batidor de alambre. Conviene hacerlo con un fuego mediano para que no se queme la mezcla (ojo con los bordes, verifiquen de vez en cuando que no queda nada pegado) En este paso, hay que asegurarse que toda la sémola se disolvió, si quedan grumos, hay que disolverlos
  4. Esperar que se espese revolviendo constantemente, tarda unos 10/15min
  5. Fuera del fuego, agregar 2 yemas de a uno (mezclar entre cada yema)
  6. Luego, agregar el queso y mezclar
  7. Si la mezcla quedo muy líquida, no pasa nada, se puede volver a poner sobre el fuego. Para saber si la masa quedo en el punto deseado, fíjense la consistencia. Tiene que quedar como si fuera un puré, queda pesado y más difícil para revolver, y el líquido fue totalmente absorbido
  8. Llevar a una fuente previamente aceitada. Si no tienen fuente grande lo pueden hacer en varias, hay que cuidar que la masa tenga 1,5/2cm de alto
  9. Llevar a la heladera para que se endurezca la masa (+/- 1hora)
  10. Cortar la masa en la forma que más les gusta (lo pueden hacer con cortante para galletita, un vaso o incluso un cuchillo)
  11. Con la masa que sobra, se vuelve a hacer un bollo, se estira y se vuelven a cortar ñoquis hasta que no quede nada
  12. En una fuente para horno, poner un poco de salsa de tomate (o salsa blanca, o crema de leche) y luego disponer los ñoquis encimándolos un poquito
  13. Agregar un poco de manteca sobre cada ñoqui y espolvorear con abundante queso
  14. Llevar a un horno a 200°, hasta que queden bien dorados y servir inmediatamente

Noquis de remolacha

Noquis de remolacha. Fuente: (Paulina Cocina)

Los ñoquis de remolacha de "Paulina Cocina".

Inredientes:

Para los ñoquis:

  • 2 remolachas
  • 1 papa mediana
  • 1 taza de harina
  • 1 huevo
  • 1 chorro de aceite
  • Sal y pimienta

Para la salsa:

  • 1 pote de crema de leche (225cc.)
  • 1 diente de ajo
  • 1 trozo de manteca
  • 1/2 vaso del agua en la que se cocieron las remolachas
  • 1 puñado de almendras
  • 1 trozo pequeño de queso que se funda
  • Ciboulette para decorar

Procedimiento:

  1. Poner a hervir las remolachas, pelada y cortada en cuartos.
  2. Cuando la remolacha esté a mitad de cocción, agregar la papa pelada. Terminar de cocer las dos.
  3. Las remolachas: sacarlas y escurrirlas. Dejar que se evapore toda el agua que tengan y enfriar. Pasar por la minipimmer hasta obtener un puré fino. Recordá no tirar el agua de cocción de la remolacha, que la usaremos para la salsa que acompañará los ñoquis.
  4. La papa: sacarla, escurrirla y hacer un puré fino, con la papa aún caliente. Dejar enfriar.
  5. Mezclar los dos purés y formar una corona en la mesada. Agregar en el centro el huevo, sal, pimeinta y la mitad de la harina. Unir y amasar un poco. Ir agregando más harina a medida que la masa lo necesite. Una vez que tengamos una masa suave, no muy pesada, dejar reposar unos 10 minutos.
  6. Cortar trozos de masa y hacer, primero, los choricitos. Técnicamente en las altas escuelas de cocina le dicen así: los choricitos. Luego cortar del tamaño deseado, unos 2cm. Por último, pasar por el artefacto sin nombre para hacer ñoquis. El que se ve en la foto. Si no lo tenés, podés pasarlo por un tenedor o simplemente apretarlos contra la palma de la mano con el pulgar.
  7. Cuando empieces a maldecir porque esta tarea de hacer ñoqui por ñoqui no se termina nunca, es hora de poner el agua. Cuando esté hirviendo, agregá la sal, un chorro de aceite y tus ñoquis de remolacha. Están listos cuando empiezan a flotar. Sacarlos con una espumadera.
  8. La salsa para los ñoquis de remolacha: hice una salsa simple de crema, pero la teñí de rosa. Primero, rehogar el ajo picado en la manteca.
  9. Luego, agregar medio vaso del agua roja en la que se cocinaron las remolachas.
  10. Fuera del fuego, agregar la crema de leche, sal, pimienta y el queso. El queso es muy poco, solo para que la salsa se pegue a los ñoquis, no para darle sabor a queso.
  11. Volver al fuego hasta fundir el queso y reducir un poco la crema.
  12. Servir los ñoquis de remolacha con la salsa, llover con las almendras picadas y ciboulette.

Noquis de ricotta, nuces y pera

Ñoquis de ricotta, nueces y pera. (Imagen ilustrativa)

Ingredientes:

Para la masa:

  • 500 gr. de ricotta
  • 2 huevos grandes
  • 1 cucharada de manteca derretida
  • Un poco de nuez moscada
  • Queso parmesano rallado
  • Sal
  • Un poco de harina

Para la salsa:

  • Un puñado de nueces peladas
  • Aceite de oliva (cantidad necesaria)
  • Una cucharada de manteca derretida
  • Media pera cortada en dados chicos

Procedimiento:

1. Mezclar en un bol la ricotta, los huevos, la manteca derretida, la nuez moscada, el parmesano y la sal. Debe quedar una masa muy ligera y suave.

2. Para darle forma, tomamos una cucharada de masa, la echamos en un plato que habremos llenado de harina previamente, intentando que tome una forma redondeada.

3. Lo espolvoreamos de harina, tipo croqueta, y le damos forma. Los echamos a una cazuela con agua hirviendo y los dejamos de 3 a 5 minutos, hasta que suban a la superficie. CUIDADO: Es una masa muy delicada, no es fácil darle forma, y si el agua hierve demasiado fuerte puede deformarlos.

5. Para la salsa, pasamos por la batidora las nueces y el aceite. Saltemos la pera con la manteca derretida hasta que tome color.

6. Escurrimos la pera. Mezclamos ambos ingredientes, y servimos con los ñoquis.

Recetas provenientes de la sección de Cocina de La Nación y Paulina Cocina. 

Ver más productos

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

¿Qué regalar el día del padre?

¿Qué regalar el día del padre?

Ver más productos