Los avances tecnológicos en el sector alimenticio hicieron posible acceder a una amplia oferta de frutas y verduras durante todo el año, aunque el aporte nutricional y el sabor de los productos pueden variar según la etapa en que se consuma. Los vegetales de estación son más naturales, más económicos, más nutritivos y mucho más apetitosos que el resto, priorizarlos en las compras semanales es una manera de comer rico, mientras hacemos un aporte al cuidado de los recursos del medio ambiente
Comer frutas y verduras de estación reduce el gasto de energía en herramientas de conservación y traslados, a su vez, es una forma de colaborar con el desarrollo de las economías locales y productores regionales.
La primavera es una época de transición, cuando todavía subsisten los vegetales de invierno, pero su calidad comienza a disminuir y sus precios aumentan. Las frutas más frescas de esta temporada son las frutillas y los frutos rojos en general (cerezas, frambuesas, arándanos) con sus propiedades antioxidantes.
A su vez, aparecen las tropicales como el mango, la sandía, el melón, la banana y el ananá, ricas en potasio, vitamina c y hierro. Por frescura y precio se pueden aprovechar las manzanas, paltas y limones. Todas llegan a su punto de maduración y dulzura en primavera.
Entre otros alimentos estacionales aparecen las papas, cebollas, ajo, espárragos, alcauciles, berenjenas, rúcula, remolacha, puerro, espinaca, radicheta, zapallito y zucchini.
La llegada de las altas temperaturas afectan la alimentación. A medida que se acerca el verano, la tierra provee de frutas y vegetales con un alto contenido de sodio y agua, justo lo que necesita el cuerpo, entre los cuales se encuentran las peras, damascos, duraznos, uvas, pomelos y ciruelas.
Durante la estación más calurosa del año, con inicio el 21 de diciembre, las mejores verduras y hortalizas para consumir son las cebollas, chauchas, espárragos, pepino, porotos, morrones, zapallitos, acelga y tomate.
Cocinar con frutas y verduras de estación contribuye al aporte de nutrientes y ayuda al bolsillo. 

Consumo responsable: ventajas

1) Saludables

Los alimentos de temporada se cultivan bajo condiciones climáticas adecuadas y respetando el calendario natural. Su aporte nutricional es mayor, ya que en el momento de su recolección mantienen intactas todas sus propiedades.

2) Económicos

Los alimentos de temporada también son buenos para el bolsillo. Las cosechas permiten que, durante un periodo concreto del año, la disponibilidad de estos productos aumente en las verdulerías y supermercados. Y al crecer la oferta, el precio baja.

3) Ecológicos

Al respetar el ciclo natural y la zona de producción de los alimentos, se evita la implantación de monocultivos intensivos que, a largo plazo, destruyen la tierra fértil. Consumir regionalmente reduce la necesidad de transporte y distribución, el gasto energético y la contaminación (emisión de gases, material para embalajes, etc.).

Aprendé a chequear el estado de los vegetales a través de la observación.

¿Cómo comprobar la frescura?

La manera más fácil de comprobar la frescura de una verdura es mediante la observación. En el caso de la acelga y la espinaca, las hojas deben estar sanas, turgentes, de color verde intenso. Al comprar coliflor hay que chequear que sus flores sean blancas, sin manchas, firmes y compactas. Las hojas deben ser color verde claro, no estar marchitas y no deben tener olor.

En temporada de remolacha, las raíces deben ser uniformes, la piel lisa y suave, sin manchas ni rajaduras. La buena coloración de las hojas también es importante. Al elegir el brócoli conviene optar por los de tono verde azulado, sin manchas ni zonas amarillas, con tallos firmes y flores cerradas.

Asimismo, el morrón se debe ver brillante, coloreado, sin manchas, con paredes carnosas y gruesas. Mientras que los zapallitos tienen que tener una consistencia firme, sin marcas, de piel verde y con brillo.

Ver más productos

Mock up libros para nota

Mamás únicas, regalos únicos

Colección Agatha Christie de Planeta de libros

Agatha Christie, la autora más leída después de la Biblia y Shakespeare

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Ver más productos