Los irlandeses viven con mucho orgullo y emoción la Fiesta por San Patricio, un evento religioso e histórico que homenajea su propia cultura y su pasado, pero que también traspasó fronteras y se volvió popular en todo el mundo.

Como cada 17 de marzo desde el siglo XVIII, las calles de Dublín y otras importantes ciudades de Irlanda se cubren de verde para conmemorar a su patrono con grandes desfiles, música en vivo, bailes típicos, y como bien se sabe, litros de cerveza, whisky, y platos abundantes y deliciosos.

Argentina es el país con la quinta comunidad irlandesa más grande del mundo, siendo miles los descendientes de inmigrantes que celebran esta fecha rememorando sus raíces y las tradiciones culturales que tanto las representan. 

Disfrutar el día de San Patricio puede ser mucho más que vestirse de verde y salir con amigos a tomar cerveza a un bar decorado con dibujos de cofres, duendes y sombreros. Con estas recetas nativas de Irlanda, podés completar la experiencia y descubrir un mundo desconocido en tu paladar.

La cocina irlandesa no se caracteriza por ser la más fina, pero sí por sus platos bien hogareños y sencillos, como tanto gusta al paladar argentino. El origen de muchas de estas preparaciones se vinculan con los climas helados que atraviesa ese país, la pesca, el trabajo de la tierra, y muchos otros productos regionales que vuelven única su cultura gastronómica. 

 

Estofado irlandés: receta para San Patricio

El estofado irlandés es el plato nacional. Se trata de una receta típicamente tradicional, de hogar, sin muchas complicaciones.

Ingredientes:

  • Carne para guiso 300 gr
  • Repollo colorado 150 gr
  • Zanahoria 2 u.
  • Puerro 2 u.
  • Cebolla 1 u.
  • Tomillo seco o fresco
  • Caldo de pollo, carne o verduras 250 ml.
  • Papa 1 u.
  • Perejil
  • Sal
  • Aceite de oliva

Procedimiento:

  1. Cortar la carne en trozos chicos, pero no tanto, retirando el posible exceso de grasa. Pelar y cortar las zanahorias en rodajas del mismo tamaño. Cortar el repollo y los puerros en cilindros de unos 2 o 3 centímetros de largo. Picar muy fina la cebolla.
  2. Prender la hornalla a fuego alto y calentar un poco de aceite en una olla y echar la carne. Incorporar las verduras, mezclar bien y salpimentar.
  3. Añadir el tomillo y cocinar unos minutos hasta que las verduras se empiecen a reblandecer. Cubrir con el caldo y llevar a ebullición. Cocinar durante unos 50 o 60 minutos.
  4. Lavar y pelar la papa, cortar en trozos y añadirla al caldo pasado ese tiempo. Remover, comprobar que haya suficiente líquido y tapar la olla. Dejar calentando a fuego mínimo por 30 minutos más.

Gratinado de papas, panceta y repollo: receta para San Patricio

El gratinado de papas, panceta y repollo es uno de los platos más comunes en las cocinas irlandesas para los climas frescos.

Ingredientes:

  • Papas 600 gr.
  • Repollo blanco 500 gr.
  • Panceta ahumada cocida 220 gr.
  • Crema de leche 300 ml.
  • Manteca
  • Ajo
  • Pan rallado 25 gr.
  • Cebolla 1 u.
  • Queso rallado 150 gr.
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Perejil Fresco

Procedimiento:

  1. Pelar las papas, cortarlas en rodajas más o menos finas. Hervir las papas hasta que queden casi blandas, no totalmente cocidas. La idea es que se terminen de hacer en el horno.
  2. Pelar y picas la cebolla y un diente de ajo de forma muy pequeña. Cortar la panceta en trozos chicos y dejar reservando.
  3. En una sartén caliente con manteca, cocinar la panceta a fuego bajo, e incorporar el ajo de a poco. Añadir la cebolla, salpimentar y dejar cocinando a fuego medio por cinco minutos.
  4. Añadir el perejil y mezclar hasta que se integren con la mezcla. Salpimentar. Añadir la mitad del pan rallado y la crema de leche. Esa será la mezcla para hornear.
  5. Precalentar el horno a 200 grados. Elegir una fuente que tenga algo de altura (5-6 cm. por lo menos). Poner una capa de papas en el fondo con un poco de queso y el relleno del repollo. Luego, otra capa de papas, relleno de repollo y panceta, y terminar con la última capa de papas. Cubrir con el queso y el resto de pan rallado. Meter al horno a 200º C en la posición central durante 20 minutos con papel de aluminio cubriendo la superficie.
  6. Para gratinar el pastel de papa, quitar el papel de aluminio y gratinar en la parte de arriba del horno durante 10 minutos o hasta que esté bien dorado por encima.
  7. Dejar reposar 10 minutos y servir bien caliente.

Pan de cerveza negra, receta para San Patricio

Delicioso pan de cerveza negra, ideal para las picadas.

Ingredientes:

  • Levadura fresca 13 gr.
  • Azúcar 9 gr.
  • Harina de trigo 380 gr.
  • Harina integral 30 gr.
  • Cerveza negra 225 gr.
  • Sal 8 gr.

Procedimiento:

  1. Mezclar en un bol o recipiente grande la levadura desmenuzada, el azúcar, toda la harina de trigo menos 30 gramos, y la harina de trigo integral. Remover con una cuchara de madera o con la mano y añadir gradualmente la cerveza hasta que la harina se haya humedecido. Trabajar la masa hasta que quede homogénea, y luego, pasarla a una encimera ligeramente enharinada.
  2. Amasar durante cinco minutos, añadiendo lo mínimo de la harina reservada para que no se pegue. Estará muy pegajosa, por lo cual conviene ayudarse con algún elemento de cocina particular, pero no echar más harina a la masa.
  3. Cubrir con el bol invertido y dejar reposar durante 20 minutos. Cuando pase el tiempo, hay que amasar de nuevo cinco minutos más o hasta que la masa ya sea elástica, blanda y lisa. Si todavía está muy pegajosa, añadir una pequeña cantidad de harina.
  4. Colocar la masa en forma de bola en un recipiente grande engrasado con un poco de aceite, y cubrir el bol con papel film. Dejar que la masa fermente hasta que casi doble su volumen.
  5. Pasar la masa a la encimera ligeramente enharinada y presionar con suavidad para aplanarla un poco. A continuación, hay que formar una bola y colocarla sobre la bandeja de hornear, cubriéndola con un recipiente grande. Dejar de nuevo fermentar hasta que doble su volumen, entre una y una hora y media.
  6. Precalentar el horno a 230º un buen rato antes de hornear. Horner durante 15 minutos. Bajar la temperatura a 200ºC y hornear durante otros 30 minutos más. Una vez cocido, poner a enfriar el pan en una rejilla.
Ver comentarios