Toda persona que se considere peronista sabe que Juan Domingo Perón tenía devoción por las milanesas que le preparaba Evita, pero no todos conocen el fanatismo del General por el pastel de papas.

A Perón le gustaba mucho este plato a base de papa y carne, e incluso hay registros de que eso es lo que comía durante los años que vivió en el exilio.

Evita tuvo mucho que ver en la difusión de las bondades de esta comida, gracias a ella pasó de ser un plato casi desconocido por los argentinos para convertirse en un símbolo de la cocina peronista.

 

Poco antes de su muerte Evita publicó un libro-folleto para difundir los beneficios de la papa y promover su consumo. A través del Ministerio de Asuntos Agrarios, la compañera de Perón lanzó un millón de ejemplares de “La Papa”, donde se incluían recetas con ingredientes económicos y simples inspiradas en la cocina europea.

En la publicación admitió el fanatismo del General por el pastel de papas y ofreció una receta en versión argentina del “cottage pie”, de origen británico, un plato muy similar al que luego se instalaría para siempre en los hogares peronistas.

“Los sabores de la Patria”

El autor Víctor Ego Ducrot, dio detalles del contexto gastronómico de la época en su publicación: “Los Sabores de la Patria”. “La mayor parte de estos platos casi nunca tuvieron un lugar entre las cartas de los mejores y más tradicionales restaurantes de la Argentina, pero el pastel de papas sí se impuso en las mesas hogareñas durante las décadas del ´50 y del ´60, y se convirtió en un clásico de cualquier noble bodegón que se apreció de tal”, explicó.

Perón adoraba las milanesas de Evita, pero pocos saben de su fanatismo por el pastel de papas que le cocinaba su compañera.

Tal fue la devoción de Perón por este plato que, al exiliarse en Paraguay, pedía que se lo prepararan de acuerdo a la receta de Evita. “Tacho”, uno de los oficiales de la cañonera paraguaya que acompañó por esos años, confesó años más tarde que el pastel de papas seguía siendo su plato preferido.

Mil versiones del pastel de papa

Este plato peronista le debe gran parte de su reconocimiento al “cottage pie” ("pastel de campo") inglés, aunque los vegetales que se utilizan en la cocción de la carne son diferentes. Mientras que la receta original incluye cebolla, pimiento y ajo, la versión argentina incorpora apio, zanahoria y arvejas.

Desde su desembarco en el Río de la Plata, cada hogar le dio su toque distintivo: pasas de uva, cebolla de verdeo, azúcar, batatas y calabaza.

El pastel de papas le debe gran parte de su reconocimiento al “cottage pie” (pastel de campo) inglés.

En lo que respecta a la carne, la más habitual es la ternera aunque pueden utilizarse otros cortes o cerdo. Con el paso del tiempo surgieron versiones vegetarianas que incorporan soja texturizada.

En cuanto a la presentación del plato tampoco hay una sola verdad. Algunas personas lo hacen solo con dos capas: carne abajo, puré de papas arriba. Otros prefieren doble capa: puré, carne, puré.

Y finalmente, aparece el gratinado, muchos optan por añadir un queso rallado que se funda y dore, espolvorearlo con pan rallado o apostar a lo agridulce con azúcar.

Ingredientes

  • Un kilo de papas. 
  • Medio de carne picada. 
  • Una cebolla. 
  • Medio morrón. 
  • Dos cebollitas de verdeo. 
  • Tres huevos (opcional).
  • Queso en fetas (opcional)
  • Dos dientes de ajo (opcional).
  • Aceitunas (opcional). 
  • Condimentos: pimentón, nuez moscada, pimienta y sal. 
  • 25 gramos de manteca. 
  • Leche.
  • Aceite. 

 

 

Preparación

  1. Poner a hervir las papas y hacer el puré, al que le podrán agregar un chorrito de leche, la manteca y la nuez moscada. 
  2. Mientras tanto, en una olla sofreír la cebolla, el morrón, el ajo y la cebollita de verdeo 
  3. Una vez que la cebolla está transparenten, añadir la carne y sofreírla mientras se deshace con una cuchara. 
  4. Incorporar la sal, pimentón y dejar cocinar la carne 20 minutos. Dejar que se entibie. 
  5. En una fuente apta para el horno agregar una base de puré, por encima agregar la carne y sumar otra capa de papa. 
  6. Llevar a horno fuerte o gratinador unos 20 minutos o hasta que la parte de arriba esté crocante. 
  7. Opcionales: añadir las aceitunas al relleno, ponerle por encima huevo picado y las fetas de queso y luego tapar con una capa de puré. 

 

Más sobre este tema

Prepara las clásicas papas fritas de las cadenas de comida rápida americanas

Prepara las clásicas papas fritas de las cadenas de comida rápida americanas

La receta ideal para una buena noche de sexo

La receta ideal para una buena noche de sexo

Hora del mate: paso a paso para cocinar un rico budín de amapolas y limón

Hora del mate: paso a paso para cocinar un rico budín de amapolas y limón

Ver comentarios