La Rosca de Pascua es una de las preparaciones tradicionales de Semana Santa que adaptó tantas versiones como gustos y paladares. Una de las recetas que más se buscan en Google en los últimos días, con relación a esta fecha religiosa o feriado, es la receta de la rosca de pascua sin TACC.

La sigla TACC refiere a Trigo, Avena, Cebada y Centeno, que son los cereales que contienen la proteína del gluten, a la cual los celíacos son intolerantes. Esto quiere decir que la personas que padecen esta enfermedad deben seguir una dieta estricta que excluya esos ingredientes de por vida.

Cocinar sin TACC no es una misión imposible y, por fortuna, son cada vez más las fuentes de información y las herramientas de fácil acceso para informarse y poner en práctica esta especialidad gastronómica.

En esta oportunidad, pondremos a disposición la receta de la deliciosa Rosca de Pascua sin TACC de Ajelandra Budán y Gabriel Guanca Rossa, los creadores del proyecto “Soy Celíaco, no Extraterrestre”, que consta de un sitio web sobre celiaquía y consejos e información para disfrutar una vida libre de gluten.

Rosca de Pascua sin TACC con premezcla

¡Imperdible receta de pascua sin TACC apta para celíacos!

Ingredientes:

Para la crema pastelera apta celíacos:

  • 550 cc le leche
  • 1 huevo
  • 1 yema de huevo
  • 100 gr de azúcar
  • 3 cucharadas de fécula de maíz (maicena)
  • 1 cucharada de esencia de vainilla
  • Ralladura de medio limón

Para la rosca libre de gluten, sin TACC:

  • 300 gr de premezcla (harina para celíacos)
  • 10 gr de levadura
  • 1 cdita de azúcar
  • 100 cc de leche tibia
  • 100 gr de azúcar
  • 4 gr de goma xántica
  • 3 huevos
  • 1 cdita de esencia de vainilla
  • 100 gr de manteca
  • 4 gr de polvo para hornear

 

Procedimiento:

Para la crema pastelera:

  1. Hervir la leche.
  2. Mientras tanto, aprovechar para mezclar los ingredientes: en un recipiente apto para llevar al fuego, poner el huevo completo, la yema de otro huevo, el azúcar, el almidón de maíz, y la esencia de vainilla. Integrar hasta que no queden grumos.
  3. Integrar la leche caliente a la mezcla, revolver hasta que no queden grumos y llevar a fuego medio.
  4. Sin dejar de mezclar, cocinar hasta que la preparación rompa hervor. Cuando veas que la crema pastelera cobra cuerpo y comienza a espesar, es tiempo de retirarla.

Para la rosca:

  1. Mezclar la levadura con la cucharadita de azúcar y la leche tibia. Revolver hasta diluir bien y dejar descansar hasta que espume.
  2. Mezclar los ingredientes secos. En un recipiente, poner la premezcla, la goma xántica, el azúcar y el polvo para hornear. Mezclá bien estos ingredientes y hacé un huevo en el medio.
  3. Agregar los huevos, la levadura espumada y la esencia de vainilla. Vas a integrar con espátula hasta que se forme una masa. Agregar la manteca pomada e integrar con las manos.
  4. Amasar hasta lograr una masa lisa y suave que no se pegue en los dedos. Dejar leudar por 20 minutos aproximadamente.
  5. Una vez que la masa haya leudado, darle forma de roca. Podés ayudarte con un molde savarín o formarlo con tus propias manos.
  6. La cocción se hace en dos pasos: llevar la rosca a horno medio (180°C) por 10 minutos. Pasado ese tiempo, retirar la rosca y, rápidamente, decorar con crema pastelera y agregar las guindas o cerezas en almíbar (recordá que todo lo que uses debe ser libre de gluten, sin TACC). Una vez decorada la rosca, terminar de cocinar en horno medio por 30-40 minutos.

Mirá el paso a paso:

 

Consejos de los autores:

  • Para la crema pastelera, también podés comprar crema pastelera industrial, que viene en polvo y se le agrega leche. Hay variedad de marcas. Chequeá que sean libres de gluten, sin TACC.
  • Cuidado al agregar más ingredientes secos de los indicados. Cuanto más húmeda esté la masa, más esponjosa y suave resultará la miga de la rosca de pascua cocida.
  • Evitá desmoldar y cortar la rosca en caliente. Es preferible que esperes a que se entibie antes de manipularla. De lo contrario, estropearás la miga.
  • Si deseás conservar esta rosca, sugieren que lo hagas una vez cocida. Podés congelar la rosca para después y calentarla en el horno. O también podés guardarla en la heladera para consumirla en los siguientes dos a tres días.
  • Es probable que la rosca se vaya secando con el correr de los días, ya que no lleva conservantes. Guardala en un recipiente cerrado para conservarla mejor.
Ver comentarios