Un estudio realizado en la Universidad de Harvard, concluyó en que masturbarse 21 veces o más al mes, disminuye el riesgo de cáncer de próstata en un 33 %.

Para llegar a esta premisa, los expertos entrevistaron a más de 31 mil hombres durante 18 años. El primer cuestionario se completó un año antes a sus prácticas, el segundo a los 20 años y el último a los 40.

"No hay diferencia si la eyaculación ocurre masturbándose o con ayuda de un compañero sexual", afirma Ian Kerner, psicoterapeuta y consejero en Nueva York, que asegura que las toxinas y bacterias dañinas que no se expulsan, con el tiempo se acumulan en la próstata. 

Se trata de un mecanismo de distracción saludable y una forma natural de regular la ansiedad. Además es recomendable llevar una dieta basada en verduras, pescado, Omega-3 y alimentos rojos para evitar el riesgo de cáncer.