A la hora de salir con amigos, todo puede ser diversión, risas y anécdotas hasta que…llega la cuenta. Momento que puede tornarse algo tenso, con algunos que no tienen cambio, otros que solo tienen tarjeta y no efectivo, otros que directamente no llegan con el dinero. 

Después, dos bandos en general marcados, entre quienes opinan que hay que dividir todo en partes iguales y quienes prefieren discriminar lo que cada uno consumió y hacerlo más equitativo. Además, siempre hay alguno que pone la tarjeta y el resto le devuelve su parte, pero siempre queda algo pendiente.

Mediante un post en Twitter, un usuario compartió una imagen donde puede verse un cartel colgado en un restaurante con una reseña que dio que hablar en la plataforma, aludiendo a que “no cobra por separado” sino que una mesa equivale a una cuenta. “Cómo joder a los adolescentes con una sola foto”, escribió el usuario @abrahamrome2s junto a la imagen.

La publicación obtuvo más de 154 mil “me gusta” y casi 2.300 comentarios con las aguas divididas: “Están las cartas como decís, entonces cuando vayan a pedir miren el precio de cada cosa que consumieron y ustedes solos fíjense cuánto gastaron cada uno. Más fácil y no le rompen las bo… a lxs mozxs”, escribió una usuaria, claramente en favor de la medida dispuesta por el restaurante. “Intenta cobrar una mesa de 10 personas y que cada una te diga a mi me cobras un agua y una ración, a mi la mitad de la ración y una Coca-Cola…etc, y tener que hacer mil cálculos diferentes para que luego falte plata y volver a empezar”, sumó otro, en la misma línea.

En igual sentido, una joven dió su práctica idea: “Igual tampoco es tan complicado. Se pide la cuenta, cada quien se fija el precio de lo que consumió y aporta esa cantidad en una vaquita, después se suma todo hasta llegar al total. Lo que sobra queda de propina. Cada quien pagó su parte y el restaurante cobra una sola cuenta”. “No tengo tiempo para dividir en 20, hacerles una factura a cada uno, darles bolsitas para que se lleven las migajas, y los 0.37 centavos de diferencia a su favor. Pague uno y chau, sentenció otra.

De la vereda de enfrente, otros opinaron que la medida no es correcta siendo que dividir la cuenta debería estar incluida en el servicio del local: “Si nosotros pagamos por un servicio deben de darnos el servicio completo, no a medias por que no les gusta, ya si el restaurante te lo aclara de antes pues es otro asunto, pero que sea así en cualquier restaurante random pues como que ya no está tan bien, la verdad”.

Por otro lado, estuvieron quienes compartieron la moción de dividir todo por igual: “Nosotros dividimos la cuenta entre 10 y ya está, da igual que uno se toma cinco cañas y otro tres”, y otro que fue en contra de que uno pague todo y después “le devuelvan”: “Como joder al único que tiene mucho dinero o al que tiene targeta de debito JAJAJJA porque luego "se lo dan a él" y algún que otro billete no llega”.

Sea como sea, a la hora de salir a comer la división de la cuenta es y seguirá siendo una situación algo conflictiva. ¿Vos qué opinas?