Las redes sociales son sin dudas uno de los elementos que permiten que aquellas pequeñas historias que viven las personas en su día a día se vuelvan gigantes, o al menos virales

Así ocurrió con un usuario de TikTok, quien eligió esta plataforma para poder contar lo que le sucedió aquel día que solamente quería desayunar y no tenía ganas de preparar algo para comer. 

El joven, identificado bajo el usuario @i.aaron, relató en el video la particular situación que vivió con el delivery de la app a la que pidió llamada DoorDash, encargada de llevar la comida a su puerta.  

 

Luego de pedir el desayuno, el joven lo pagó, con la propina incluida, y esperó que llegue. A los pocos minutos, salió a la puerta, ya que la app le notificaba que lo había recibido, pero nadie había tocado su puerta. 

“¿Y mi pedido dónde está?”, le consultó el joven al repartidor a través de la aplicación. “Árbol”, fue solo lo que recibió como respuesta. Instantes después, agregó: “Hombre, vete al demonio”.

El joven quedó verdaderamente impactado con lo que pasaba. Seguido, el delivery le indicó que vaya a buscar su comida a un árbol, donde lo había dejado. “Amigo, solo quiero mi desayuno”, señaló el joven. 

Furioso, el repartidor le contestó: “$287 de propina idiota, vete al demonio en serio. Estoy por renunciar a este maldito empleo. Tienes suerte de haber conseguido tu comida”, sentenció. 

 

 

“¿Quién diablos come Chick-fil-A para el desayuno? Ve a buscar unos malditos huevos y tocino y cocina un desayuno de verdad”, completó el delivery, dejando sin palabras al joven, que dejó de responderle. 

La situación culmina con el usuario de TikTok bajando el pedido de la punta del árbol y comiéndolo. También, según contó al cerrar el video, recibió un reembolso por parte del local. 

Qué dijeron los usuarios ante esta viral situación de TikTok

Como ocurre en casi todas las publicaciones que se vuelven viral en las redes sociales, se abrió un debate alrededor de esta situación que vivió el usuario de TikTok, lo que dejó cientos de comentarios.

 

Algunos de los usuarios decidieron ponerse del lado del repartidor, y criticaron fuertemente al cliente: ‘Por una propina de $287 te mereces esto y más’ y ‘Siempre doy una propina de al menos $500, incluso si es un pedido barato”, fueron algunos de los comentarios. 

En tanto, otros le bajaron la temperatura a la publicación: ‘Como alguien que no tiene auto, siempre me siento mal solo dando una propina del 15%, soy pobre, pero tengo que comer’ y ‘Con la tarifa de servicio y la tarifa de entrega, es muy costoso dejar una gran propina’, fueron otros.

Ver comentarios