Una pareja decidió aprovechar una promoción de una compañía de internet en Suiza para ponerle a su hija el nombre de dicha empresa y así obtener wifi gratis por 18 años.

El padre vio la increíble oferta en la red social Facebook y tras hablar con su pareja sobre sus finanzas, decidió llamar "Twifia" a la bebé. El dinero que habrían gastado en ese abono, irá a una cuenta a nombre de la menor, para que "se compre un auto o se cambie el nombre cuando sea mayor.

La publicación decía que si el recién nacido era varón, debían finalmente ponerle Twifus. Obviamente en ambos casos, para ganar el premio debían presentar el acta de nacimiento. 

La situación se hizo viral y los padres recibieron cientos de miles de críticas a lo largo del mundo, por lo nunca dieron a conocer el nombre completo de la niña por estar "un poco avergonzados" por lo que generaron.

"No queremos justificarnos porque la acusación de haber vendido el nombre de nuestra hija nos golpea muy fuerte", explicaron.

Tras todo lo sucedido, los padres de Twifia lejos de reconocer que lo que hicieron es una locura, depositarán todo el dinero que habrían gastado en el abono de internet para su hogar, en una cuenta de ahorro para su bebé.

De esa forma, cuando sea mayor de edad, que coincidirá con el fin de la promo, podrá comprarse un auto o cambiarse el nombre si es que lo llega a odiar.

El jefe de la compañía, Twifi, Philippe Fotsch, ratificó que su empresa pagará por el Internet de la pareja hasta el año 2038, incluso en el caso de que la compañía quiebre.

"Es una cuestión de honor", declaró, detallando que la oferta sigue en pie por si alguien más quiere aprovecharla.