La maestra de origen colombiano, Yokasta M. obligaba a sus alumnos a tener relaciones sexuales con ella, o de lo contrario amenazaba con desaprobarlos. 

La docente usaba las redes sociales para enviarles fotos en las que utilizaba poca ropa y posaba provocativamente a sus alumnos, para realizarles propuestas. 

Yokasta los llevaba a su departamento, bajo la promesa de que tendrían buenas notas si aceptaban tener sexo con ella y si se negaban los amenazaba con desaprobar.

El padre de un alumno se dio cuenta de lo que estaba sucediendo y decidió denunciarla penalmente por lo que la mujer fue detenida y afrontará un juicio por extorsión y abuso sexual de menores.

Además, la pareja de la mujer le pidió el divorcio al trascender la noticia.