A veces la vida nos sorprende de maneras muy gratas. Encontrar un billete de $500 abandonado, aprovechar un descuento que no sabías que tenías, encontrar a ese producto que buscabas de oferta; pequeños regalos del universo que ofrecen uno de los placeres más grandes para un argentino: recibir más por menos plata de lo que tenías pensado gastar.

En este caso, el destino le sonrió a la tuitera Sol Romero (@soliromero), quien compartió desde su cuenta personal de Twitter la grata sorpresa que recibió cuando fue a comprar facturas en una de las confiterías más emblemáticas de la Ciudad de Buenos Aires, sin saber que su historia se volvería viral.


 

 

 

 

"Fui a La Piedad, pedí una medialuna con jamón y queso. 'No muy grande', le dije a la chica. Tiene el tamaño de mi cara, para más placer", contó Romero en el tuit viral. Junto al contexto, la internauta compartió una foto de la medialuna de La Piedad, al lado de su mano para comparación. La medialuna con jamón y queso es apenas más larga que la mano entera de la mujer, y tan ancha como la misma.

La foto de la monstruosa medialuna no tardó en hacerse viral, reuniendo más de 51 mil 'me gusta's y casi mil retuits en un día. La divertida anécdota también incitó una oleada de comentarios halagando a la conocida panadería, con cientos de usuarios de Twitter prometiendo visitar el local ubicado en microcentro inmediatamente para también disfrutar de una mega-medialuna.

 

 

"Diooooos el único motivo por el cual trabajaría en el centro", "Si esa es la “no muy grande” no me quiero imaginar el resto", "No sabría si comerla o ponerla en un altar e inclinarme respetuosamente a rezar", "cuando digo q tengo hambre pero de una sola medialuna en realidad es esta" y "Santo Dios, pensé que el cuerno más grande que iba a tener en mi vida sería el que me puso mi ex... Qué equivocada estuve" fueron algunos de los comentarios de los internautas.

La Piedad es una institución. Ubicada en la calle Florida al 31, frente al consulado chileno y a metros de la Plaza de Mayo, mantiene sus puertas abiertas desde 1944 para deleitar a los porteños con sus delicias. Pastelería, panadería, cocina y hasta organización de eventos, no hay nada que la histórica confitería no haga, y haga bien.

 

 

 

Mientras fueron sus medialunas las que llamaron la atención de los usuarios de Twitter, no podemos dejar de mencionar los sandwiches de miga que ofrecen en La Piedad. Además de los clásicos de jamón y queso, la confitería innovó con nuevas invenciones que ponen otras comidas clásicas argentinas entre dos panes de miga; entre las más conocidas, sus sandwiches de milanesa triple, matambre y hasta vitel toné.

Ver comentarios