En el Reino Unido, en el club de hinchas del estadio de los Bristol Rovers, los simpatizantes se preparaban para ver la retransmisión de un partido cuando en el televisor apareció otro tipo de encuentro: uno sexual.

De acuerdo a medios locales, en el televisor se sintonizó el canal de películas para adultos Babestation. Los adultos se molestaron porque había niños en el lugar.

El club debió emitir un comunicado para explicar que el incidente ocurrió luego de que alguien "usara un dispositivo remoto universal para alterar la salida de la señal de televisión".

La gerencia del Bristol Rovers informó que "el suceso está siendo investigado".

Los testigos no tardaron en documentar el hecho con fotos y videos que luego compartieron en redes.