El avance de la tecnología permite que aquellos problemas que el ser humano arrastra desde hace años se solucionen, o bien que lo logrado sea aún mejor y triga nuevas ventajas. Sin embargo, hay veces que son solo cuestiones de hobbie y de viralización en las redes sociales. 

Así es el caso de un nuevo rodado que se dio a conocer esta semana, creación del ingeniero Sergeii Gordieiev, un experto en solucionar cosas pero también en buscarle una vuelta más a todo. 

 

Dueño del canal The Q en YouTube, el cual tiene más de 12 millones de suscriptores, mes a mes presenta sus diferentes creaciones que revuelan las redes pero no solo por su ingenio, sino también por sus particularidades. 

Esta semana, el ingeniero youtuber dio a conocer su nuevo invento: una bicicleta nunca antes vista y poco agradable a la vista que está compuesta por una rueda entera y dos mitades de rueda.

¿De qué se trata? Simplemente eso. El vehículo consta de dos ruedas, pero una de ellas partida a la mitad. Con este invento, el ingeniero demostró la cuenta matemática de que 0,5 + 0,5 = 1 también en las bicicletas. 

 

¿Te subirías?”, desafió el ingeniero al compartir el video con su creación. En ella se ve cómo utiliza tubos y remaches para hacer girar las dos mitades de la rueda trasera como si fueran una. 

Gordieiev, al respecto, vendió su trabajo como una posible “solución” a la destrucción de la rueda de una bici, aunque dejó en claro que lo hizo solamente por hobbie: “Solo una simple bicicleta matemática de 0,5 x 2 = 1”. 

 

 

Las repercusiones del viral invento de la bicicleta

Parecía realmente inevitable que con sus más de 12 millones de suscriptores este video no se haga viral. Sin embargo, la estética del flamante rodado y su raro andar hicieron que este video llegue a todos lados y se comparta en una gran cantidad. 

Sheel Mohnot, un twittero con más de 60.000 seguidores, compartió el video en su cuenta y alcanzó las 4,5 millones de visitas. “Creadores construyendo soluciones para problemas que no existen”, ironizó. 

Por su parte, el presentador, locutor y periodista inglés Jeremy Vine también se hizo eco de la creación y se mostró “interesado”. Sin embargo, también llegaron opiniones negativas, como la de otro usuario de la red social del pajarito: “¿Qué pasa con la obsesión de la industria ciclista por hacer bicicletas más grandes? No hay necesidad de estas monstruosidades en una ciudad”. 

Utiliza más materiales en su estructura (y por lo tanto pesa más); tiene piezas que son difíciles de reemplazar; requiere más espacio de almacenamiento. La única ventaja que puedo ver es que es menos probable que sea robada”, planteó otro usuario.

 

En su canal de YouTube, en el que podría decirse que está “su gente”, el ingeniero comenzó a recibir apoyo y comentarios positivos de la enorme mayoría. “Verdaderamente una leyenda.. Me quito el sombrero” y “Todos: No se puede reinventar la rueda. Este tipo: sostén mi cerveza”, fueron alguno de ellos.

Ver comentarios