Durante la celebración del tradicional festejo del " Toro embolado" que se realiza en el municipio de Sumacárcel, en Valencia, España, una mujer fue embestida por un toro con los cuernos en llamas. 

Un hombre se encarga de prender fuego a dos bolas de material inflamable colocadas en las astas de un toro. Preso del pánico, el pobre animal empieza a moverse con ímpetu y en círculos por toda la arena ante la mirada de los presentes que se regocijan con su dolor.

Una mujer intenta sacarle una foto y es allí cuando el animal la levanta por los aires. Actualmente se encuentra estable en un hospital.