Los representantes de fútbol Carlos Tevez y del entrenador Gabriel Heinze fueron citados por el juez federal Sebastián Casanello, como testigos, para que den cuenta de depósitos de dinero que ambos futbolistas habrían realizado en cuentas vinculadas a Lázaro Báez.

Ambos representantes y el propio Heinze se desvincularon de Báez e, incluso, sostuvieron que no conocían al empresario de la obra pública de Santa Cruz, quien se encuentra detenido e investigado por la denominada “ruta del dinero K”, sobre lavado de dinero.

El representante de Tevez, Adrián Roucco expresó Carlos Tevez, residente fiscal en Inglaterra, necesitaba enviar plata al país. El cobraba su sueldo deducidos los impuestos, porque el club en Inglaterra es agente de retención. Eso va a parar a una cuenta que él designe. Y él tenía una cuenta de ahorro en Suiza, explicó a un programa de TV. "Que estén mencionados no significa que estén involucrados”, agregó.

Por su parte, Heinze, a través de un comunicado, sostuvo que no tiene “ningún tipo de vinculación” y “no tuvo jamás” relación con dicha causa. y “ni siquiera conoce” a los que están involucrados, en relación a Báez.

También precisó: “La operación obedeció a una transferencia bancaria legítima, desde su cuenta personal en el extranjero a la cuenta bancaria indicada por la entidad argentina encargada de repatriar los fondos para la realización de una inversión local”.