El defensor español de Real Madrid, Sergio Ramos, tuvo en el día de ayer un cruce con el delantero egipcio estrella de LiverpoolMohamed Salah, durante la final del partido de la Champions League, que terminó con la lesión en un hombro del delantero.

El delantero se retiró en el minuto treinta luego de intentar continuar dos veces a pesar de su dolor provocado en el hombro izquierdo.

El tweet del defensor: