Emanuel Moriatis fue paciente para encontrar el momento perfecto y saltó a la punta, luego mostró sus cualidades para defender el liderazgo, y se impuso merecidamente en el trazado de Villa Mercedes, escenario del undécimo capítulo del certamen, escoltado por Canapino y Gastón Mazzacane (Chevrolet).

Moriatis quedó entonces como el piloto con mayor cantidad de puntos en la lista por ingresar a la pelea por el título en la última fecha, mientras que Canapino se convirtió en el nuevo puntero de la Copa de Oro, con apenas medio punto de ventaja sobre Facundo Ardusso (Torino), quien fue quinto detrás de Norberto Fontana (Chevrolet).

Matías Rossi, poleman de la clasificación, se pasó de largo en la segunda vuelta con su Ford y milagrosamente pasó entre medio de los vehículos de Carlos Okulovich y Christian Ledesma. Aunque logró regresar a la carrera, quedó demasiado retrasado y ya no pudo ir en busca de un triunfo que se le comenzó a escurrir en la primera serie.

La competencia no dio respiro en la punta, ya que los pilotos del óvalo y del chivo lucharon vuelta a vuelta por el triunfo. Finalmente la victoria decantó en favor del piloto del Martínez Competición en el último giro, cuando Canapino cometió un mínimo error y le permitió encaminarse hacia el triunfo.

Moriatis no ganaba desde febrero de 2010 en TC, le dedicó entre lágrimas la victoria a Mauro Giallombardo, quien se recupera lentamente de un grave accidente vial sufrido el mes pasado en el sur argentino.

La próxima cita de TC, duodécima del campeonato y segunda del playoff, será una nueva edición de “La carrera del Millón”, el 8 de octubre, en el autódromo de Rafaela, en Santa Fe.