E l brasileño Jorge Ricardo consiguió este lunes su mayor anhelo. En el hipódromo La Gavea, de Río de Janeiro, se impuso con la yegua Jubileia en la sexta carrera y completó nada menos que 12.844 victorias, con lo cual igualó el récord mundial de carreras ganadas que detentaba el canadiense Russell Baze (ya retirado).

Luego de la carrera, acompañado por su familia, recibió una plaqueta en homenaje a este logro, que le fue entregada por su madre. Visiblemente emocionado, Ricardinho hizo un breve discurso de agradecimiento, en el que recordó a su padre, Antonio Ricardo, notable jinete que le enseñó todos los secretos de la profesión y le inculcó el amor por los caballos.

El as carioca estuvo a punto de conseguir el récord en la reunión del domingo pasado. Pero en la última carrera perdió al pescuezo con el favorito, que sufrió contratiempos durante el desarrollo. De acuerdo con lo que había anticipado, luego de igualar la marca dejó vacante la monta que le quedaba ya que su intención es venir a superarla en nuestro país, donde la afición le ha demostrado tanto cariño.

Ironía del destino, al conseguir el récord lucía una chaquetilla similar a la de la Selección argentina. Pero acá no hay rivalidad y el público le brindó una merecida ovación. Premio no sólo a las descollantes aptitudes de Ricardinho para esta profesión, sino a su enorme tesón, que le permitió superar serios accidentes y una grave enfermedad que en 2009 parecía poner fin a su carrera.