Es cierto, Carlos Tevez está cada vez más cerca de volver a Boca. La pregunta es, ¿qué jugador recibirá el Xeneize? No por nada la pasada semana se habló que el club de la Ribera enviaría un kinesiólogo a China para que Carlitos lo tenga cerca, algo que finalmente se descartó.

Tevez está mal. Fuera de forma, deprimido, y su situación, lejos de mejorar, empeora. Ante la salida de Gustavo Poyet de la dirección técnica del Shangai Shenhua y la llegada de  Wu Jingui, un técnico local, la cosa se complicó aún más.

El nuevo DT, de movida, avisó que no tendrá en cuenta al crack argentino. No ahorró críticas y fue lapidario: "No está para jugar. No está en forma, está con sobrepeso", arrancó.

"He dirigido a grandes cracks y nunca los he hecho jugar por su reputación. Le informaré de mis planes tácticos, pero por ahora no puedo contar con él”, concluyó. Parece que la aventura China de Tevez es más bien un sufrimiento constante. El jugador tacha los días para que llegue fin de año y ahí poder cristalizar su regreso a Boca.