El delantero Carlos Tevez, quien se encuentra de vacaciones en el país mientras define su regreso a Boca, extendió su descanso, por lo que no se presentó este martes por la mañana en el inicio de la pretemporada de su equipo, Shanghai Shenhua, de China, que se realiza en España.

Tevez, de 33 años, tendría que haberse presentado este martes en el comienzo de los entrenamientos de su actual club, aunque decidió ampliar su estadía en el país hasta el 4 de enero para disfrutar de las fiestas de fin de año junto a sus familiares. Desde el club chino, institución con la que el atacante argentino tiene contrato hasta diciembre de 2018, esperan que el “Apache” se presente directamente en la ciudad española de Marbella.  

Sin embargo, la intención del delantero, campeón de la Copa Libertadores e Intercontinental con Boca, ambas en 2003, es retornar al “Xeneize”, club con el que podría vincularse hasta diciembre de 2019.

Boca afrontará la próxima edición de la Copa Libertadores de América, certamen que no gana desde 2007, por lo que desde la dirigencia “boquense” se mostraron a favor del regreso de uno de los máximos ídolos del club en los últimos quince años. 

Tevez, quien se encuentra en el país desde el 26 de noviembre y se entrena en doble turno, tiene que desvincularse contractualmente del club asiático antes de que se pueda hacer oficial su llegada al último campeón del fútbol argentino. La cláusula de rescisión del contrato de Tevez con el Shanghai Shenhua es de seis millones de dólares.

No obstante, la desvinculación con el equipo chino sigue sin definirse por las demoras en las negociaciones entre el representante del futbolista, Adrián Ruocco, y los directivos de la institución del fútbol chino.

Semanas atrás, el presidente de Boca, Daniel Angelici, estuvo en Shanghai en el marco de un viaje que también lo había llevado a Dubai, ocasión en la que tomó contacto con el representante de Tevez, pero evitó hacerlo con el club chino para “no mezclar los tantos”. Es decir, el titular del club xeneize buscó de esa forma que la desvinculación del fútbol chino la encabezaran el propio Tevez y el empresario Ruocco, para no involucrar a Boca en una posible disputa que no es entre los clubes.

El pase del “Apache” es de Shanghai Shenhua y Boca no pretende comprarlo, sino que espera que el futbolista se desvincule y recién después se sume al club de la Ribera. En caso de que se resuelva la vuelta de Tevez a Boca, el jugador tendrá que presentarse el 2 de enero en Casa Amarilla, en el arranque de la pretemporada. 

El primer partido de Boca por los torneos de verano será el 14 de enero ante Godoy Cruz de Mendoza, en el estadio Malvinas Argentinas de la capital mendocina.

En tanto, por la Copa Libertadores, en la que integra el Grupo 8 junto a Palmeiras (Brasil), Alianza Lima (Perú) y el Ganador 4 (saldrá del vencedor de la llave entre Carabobo, Guaraní, Montevideo Wanderers, Olimpia y Junior), debutará el 1 de marzo ante el equipo peruano en Lima.

Fuente: Télam