Con el objetivo de intentar que en  la próxima edición de la Superliga vuelva el público visitante, el  Gobierno puso en funcionamiento este domingo un dos nuevos sistemas de  seguridad en La Bombonera para probar su efectividad en el control  de los accesos a los estadios, ya que permite detectar  “rápidamente comportamientos sospechosos o ilegales”.

La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, se acercó hasta el  Estadio Alberto J. Armando junto al presidente de la AFA, Claudio  “Chiqui” Tapia, para presenciar el debut del Sistema Aerostático  de Vigilancia y el Elterapid: se trata de globos aerostáticos con  “cámaras movibles ubicadas en puntos estratégicos”.

“Con estas herramientas la Policía de la Ciudad controla el  acceso al estadio y detecta rápidamente comportamientos  sospechosos o ilegales. Seguimos sumando tecnología para que el  ingresos de los hinchas a los estadios sean cada vez más ordenados  y seguros”, resaltó el ministro de Justicia y Seguridad porteño,  Martín Ocampo, que también estuvo en la previa de Boca-Unión.

Por su parte, Tapia ratificó el “compromiso” de la Asociación  del Fútbol Argentino (AFA) “para erradicar a los violentos de las  canchas y que vuelvan las familias al fútbol”.  También estuvieron presentes el secretario de Seguridad  porteño, Marcelo D’Alessandro; y el subsecretario de Seguridad  Ciudadana de la Ciudad, Juan Pablo Sassano.

El objetivo de las autoridades de Seguridad y de la AFA es que en la próxima Superliga puedan regresar hinchas de los equipos  visitantes a los estadios, luego de varios años de prohibición.