La astrología suele servirnos para conocer un poco más a las personas, y tener una pauta de cómo se desenvuelven y cómo poder vincularnos más genuinamente con cada una.

Son muchas las características que le puede conferir un signo a una persona, pero una de ellas es la poca receptividad a recibir reglas ajenas. Son signos que les gusta hacer todo a su manera, que quieren hacer todo ellos solos y les cuesta muchísimo pedir una mano cuando lo necesitan. Además, son autosuficientes e independientes. Ellos son:

 

Aries

Aries es puro fuego, el primer, el inicio de todo. Prácticamente nacieron para mandar y para poner las reglas, por eso les cuesta mucho que alguien más les diga lo que tienen que hacer.

Los arianos se llevan el mundo por delante y les gusta llevar la iniciativa en todo. Muy de vez en cuando aceptan que otros dirijan las situaciones.

En su lugar, siempre terminan imponiéndose porque, a su vez, son bastante caprichosos y terminan por darles la razón por cansancio, y haciendo lo que ellos quieren, claro.

Acuario

Acuario es el rebelde del zodiaco. Es un signo sumamente “contrero”, por lo que suele ir en contra de todo lo establecido y lo que considera conservador.

Acuario ama las causas y las actividades colectivas, pero tiene el problema de querer siempre poner las reglas y le cuesta muchísimo acatarlas cuando otros las ponen.

Los acuarianos no nacieron para que les digan lo que tienen que hacer, se ponen totalmente rabiosos porque son muy independientes y les gusta hacer lo que quieren dónde y cuándo quieren.

Las personas nacidad bajo el signo de Acuario son extremadamente independientes, y les irrita mucho cuando alguien pretende ponerle ataduras a su vida. En su naturaleza está quebrar las reglas y ver todo de diferente perspectiva.

Virgo

Virgo es el signo más detallista y uno de los más estructurados del zodiaco. Le gusta que todo se haga a su manera, porque considera que sino no estará correctamente hecho. Al ser tan puntillosos, sienten que nada llegará al nivel de perfección que esperan en todo.

Por este motivo, a Virgo se le dificulta mucho hacer tareas en equipo, porque quiere imponer sus normas en todo y no soporta que lo manden a hacer nada, porque él siempre sabe cómo hacerlo.

Los virginianos tinen su propia maner de hacer absolutamente todo y les cuesta mucho aceptar consideraciones ajenas. No les interesa y no se sienten influenciados con las opiniones de los demás. Siempre van a preferis errar a su modo que acertar por opiniones ajenas.

Ver comentarios