Según la astrologría, dependiendo la hora y la fecha en la que una persona nace, podemos delinear determinadas características que hacen a sus rasgos de personalidad, únicos. Personas más mentales o terrenales, más impulsivas o precavidas, y una serie de cualidades que nos permiten agruparlas, pero sin determinarlas.

Aunque solo son esbozos que nos permiten conocerlas un poco más, y van a depender también de donde estén posicionados el resto de los planetas y signos en la llamada “carta natal”, el análisis de los distintos signos permiten conocer un poco más a las personas.

De entre muchas cualidades encontramos aquellas más reservadas y tímidas y, del otro lado, esas personas más extrovertidas, que adoran socializar y se sienten como pez en el agua vinculándose y conversando con la gente. Ellos son:

Libra

Los librianos detestan los conflictos como a ninguna otra cosa y aman oficiar de árbitros. Con sus palabras, equilibran las partes y colaboran a llegar hasta puntos intermedios en cualquier tipo de discusión.

A Libra le encanta tomar la palabra y, aunque también son grandes oidores, su potencial está en la conversación y si se sienten cómodos pueden llegar a estar largos períodos de tiempo hablando y filosofando sobre los más variados temas.

Sea de lo que sea que estén hablando, lo harán siempre con elegancia, diplomacia, y buen decir, respetando las formas adecuadas y esquivando cualquier forma de conflicto.

Géminis

Signo de aire y de la comunicación, Géminis adora hablar de todo y de los temas más variados que puedas imaginar. Sus intereses no tienen fin y puede que no tengan congruencia, pero los geminianos son tan versátiles que aman incorporar conocimiento y van a ponerlo en marcha en cualquier momento que lo amerite.

Además, son muy sociables, combo que hace que se puedan poner a charlar incansablemente de cualquier cosa y con cualquier persona, mientras estén entretenidos, conversar siempre va a ser un buen plan para ellos. Disfrutan de hablar, explicar y dar sus puntos de vista siempre.

Géminis puede ser muy carismático, le encanta interactuar y tiene amigos por todas partes. Aunque hay que tener en cuenta que cuando su gemelo se hace presente, puede volverse contemplativo y distante.

Sagitario

Signo entusiasta, alegre y que ama la diversión. Nunca te vas a aburrir con un sagitariano al lado, ya que les gusta el contacto con la gente, viajar, explorar y estar en continuo movimiento.

Es muy probable que veas a un sagitariano pararse por la calle a hablar con un desconocido como si lo conociera de hace años, porque aman aventurarse y adquirir nuevos conocimientos. Para ellos la conversación es una puerta de entrada para conocer personas y nuevos puntos de vista.

Son tan impulsivos que en su ímpetu de hablar pueden llegar a ser poco diplomáticos, por su misma intensidad. De todas formas, si algo los enoja son sentimientos totalmente pasajeros.