Según la astrología, existen doce signos del zodiaco y las personas que nacen bajo su influencia poseen ciertas características únicas que las diferencian del resto. Si bien no es una correspondencia directa, se puede decir que las personas nacidas bajo tal o cual signo comparten algunas cualidades que permiten agruparlas.

Como hay quienes poseen un perfil más bajo, que le escapan a los conflictos o prefieren dirimirlos en un tranquilo intercambio de ideas, hay personas que se caracterizan por su combatividad, y por tener una necesidad imperiosa de ir al choque verbal para defender su postura. Ellos son:

Aries

El signo más confrontativo del zodiaco, es Aries, que pelea a muerte por lo que quiere y cree. Se sienten como pez en el agua en el terreno de lucha y les encanta el debate acalorado. 

A diferencia de otros signos, no huyen a los conflictos, sino que los buscan, creyendo que son parte de la vida y una buena manera de intercambio personal donde se ponen en juego las habilidades de cada uno.

No por nada, a Aries le dicen el guerrero. Si te toca debatir o discutir con un ariano armate de paciencia, porque si bien su audacia y energía son admirables, pueden llegar a ser muy irritables cuando discuten. Con su ímpetu un tanto brusco pueden llegar a herir a los demás sin malas intenciones debido a su alto grado de combate verbal. En esos escenarios, Aries no piensa demasiado. Primero hablan o actúan, después reflexionan.

Leo

El león es territorial y avasallante. Debido a su fama de egocéntricos, siempre van a querer tener la razón y no dudarán en dejar cuerpo y alma para que eso quede al descubierto. Siempre dispuesto a entrar en debate, pueden tornar esos espacios de intercambio en grandes peleas debido a su grado de soberbia, que puede llegar a ser bastante irritable.

Los leoninos son muy territoriales y harán lo que sea por salir victoriosos de una discusión. No le temen al conflicto, sino todo lo contrario: se defenderán a sí mismos y manipularán la situación para que siempre tienda a su favor.

Leo es fuerte, autoritario y luminoso. Siempre va a discutir con majestuosidad y procurará quedar bien parado en las situaciones. Suelen pecar de orgullosos, ser intensamente individualistas y tercos o inflexibles.

Escorpio

Los escorpianos no buscan las situaciones de conflicto, pero su manera de ser acaba indefectiblemente llevándolos hacia esos terrenos. Son muy sombríos y sarcásticos, y les encanta que los demás admitan que tienen razón.

Por ese objetivo, son capaces de entrar en las discusiones más virulentas, donde no se terminan de sentir tan cómodos, pero tienen las herramientas para llevarlas adelante y lo harán hasta el final de las consecuencias.

Hasta que no admitas que sos vos el equivocado, Escorpio no va a parar. Es más, puede llegar a ser bastante irónico e hiriente si es necesario, para que eso suceda. Son muy inteligentes, estratégicos y provocativos, lo que puede derivar en cierto grado de crueldad sin intenciones.