El Servicio Nacional de Geología y Minería (SERNAGEOMIN), a través de la Red Nacional de Vigilancia Volcánica (RNVV) informó que debido al aumento en la energía desde el volcán Copahue, se ha declarado subir la alerta de Verde a Amarilla.

De acuerdo a la información recopilada por los instrumentos de monitoreo, posterior a la emisión del Reporte Especial de Actividad Volcánica (REAV) del 24 de marzo, donde se destacó una explosión de características hidrotermales, se ha registrado un alza sostenida del nivel del tremor de fondo, constituyendo un aumento por sobre el nivel base del volcán.

Desde diciembre de 2012, el Copahue ha tenido sucesivos cambios en su nivel de alerta y su actividad se ha caracterizado por explosiones débiles, con emisión de ceniza fina a la atmósfera, a través de columnas eruptivas no superiores a tres kilómetros de altura.

En ese sentido, el Director Nacional de SERNAGEOMIN, Mario Pereira, sostuvo que la RNVV determinó está alerta preventiva y llamó a la comunidad a informarse por los canales oficiales. “Estamos monitoreando el Volcán Copahue las 24 horas. Nuestros especialistas cuentan con tecnología adecuada para el seguimiento de la actividad volcánica. Lo importante es que las diversas instituciones del Sistema de Protección Civil cuentan con información técnica de lo que está sucediendo, incluyendo el mapa de peligros potenciales”, aseveró.

Sobre el Copahue

El volcán está localizado en la frontera con Argentina, en la región de Biobío, a 110 km al sureste de la ciudad de Los Ángeles. Su vecino más cercano es el volcán Callaqui, situado 25 km al oeste. Corresponde a un estratovolcán principalmente andesítico que posee una decena de cráteres, concentrándose la actividad reciente en el cráter llamado El Agrio, que presenta actividad fumarólica permanente y un lago ácido en su interior.

En su registro geológico existe, además, evidencia de actividad fisural, y domos de lava riolítica. Posee cobertura glaciar permanente y, debido a esto, es un potencial generador de lahares que pueden alcanzar extensas distancias por los valles tanto chilenos como argentinos.