Cabe recordar que un ciudadano de 27 años fue quien al dirigirse a trabajar, escuchó en un depósito de basura, ruidos provenientes del interior de una mochila, y al abrirla, observó al recién nacido.

Ante esas circunstancias, el hombre se trasladó a la dependencia policial donde las oficiales que se encontraban de servicio, higienizaron y vistieron al bebé con las prendas que tienen en el ropero infantil con que cuenta la dependencia, para los casos en que lo necesiten los menores que se acercan con sus madres o en la situación que lo amerite. 

El recién nacido fue trasladado al hospital local, para ser revisado y asistido por los médicos, donde quedó en observación y buen estado de salud.

Por el hecho se iniciaron actuaciones caratuladas “averiguación de persona” con intervención de la UFI nro.1 a cargo del Dr. Berlingieri y Juzgado de Garantías 8 a cargo del Dr. Rizzo.