Hay superhéroes de ciencia ficción que luchan para combatir el mal. Pero hay otros, de carne y hueso, que con su granito de arena buscan hacerle un bien a la sociedad. Esta es la historia del Batman solidario de La Plata, que por estos días sorteó una camiseta de Lionel Messi y logró recaudar 112.000 pesos para el Hospital de Niños de esa localidad.

"La gente que colaboró fue increíble y nos permitió dar un paso más para que los nenes que tienen que estar internados posean mayores comodidades", señaló Batman, quien prefiere no revelar su identidad, pero que difunde con lujo de detalles el resultado de cada campaña.

"Entregué la tan ansiada camiseta de la Selección autografiada por nuestro Lionel Messi y así di por concluida esta hermosa experiencia que vivimos y realizamos juntos, así pudimos recaudar 112.100 pesos que serán destinados a materiales y gastos que surjan una vez que den comienzo en septiembre a las obras de refacción en las salas 5 y 6 del Hospital de Niños de nuestra ciudad", contó.

Pero para conocer con profundidad la historia de este anónimo enmascarado, hay que remontarse a la mañana del 2 de abril de 2013, cuando por primera vez se acercó a un centro de salud para visitar por sorpresa a los niños enfermos. A partir de allí, cada viernes, se acerca a los hospitales a bordo de su Renault color negro con líneas amarillas y el símbolo del superhéroe estampado en los neumáticos.

Mientras tanto, el personaje, ya planea su próximo "batiencuentro" que se desarrollará en noviembre y quienes asistan podrán ser testigos del informe que se exhibirá sobre el cambio y las mejoras de las salas del hospital pediátrico: "Podrán ver con sus propios ojos cómo fuimos capaces de transformar un lugar tan triste y abandonado, en un lugar que, a pesar de no desear que nadie deba estar allí, sea al menos agradable y alegre", sostuvo.

¿Y quién es Robin?

Batman asegura que su espíritu solidario tiene que ver con sus características personales y con el hecho de creer que "sin justicia nada puede funcionar bien". Al mismo tiempo, Batman asegura que "la función de Robin la cumplen un montón de personas. Es un grupo de familiares y amigos que llevan a cabo esa función de contenerme. Tengo la bendición de contar con gente muy valiosa y desinteresada", indicó.

Y si bien el caso del Batman solidario tomó trascendencia nacional, muy pocos conocen su verdadera identidad: se dice que es docente, que cumple labores administrativas de lunes a viernes, que está casado, que tiene tres hijos. Siempre desde el anonimato, lleva donados 25 televisores LCD, termómetros y otros tantos insumos, además de lo último recaudado. Pero que al fin y al cabo, es un superhéroe.

Ver comentarios