El vocero de la Armada Argentina, capitán de navío Enrique Balbi, dijo pasadas las 11 de la mañana de este jueves, en el último parte brindado hasta el momento, que con respecto a la desaparición del submarino ARA San Juan, se recibió información a través del embajador argentino en Austria, Rafael Grossi, experto nuclear que integra la organización internacional de control de actividad atómica, quien confirmó que se registró una explosión en el Atlántico Sur el día de la desaparición del submarino ARA San Juan.

"Hubo un evento anómalo, singular, corto, violento y no nuclear consistente con una explosión", expresó el vocero.

En la conferencia de prensa, Balbi indicó que esta información fue suministrada, por Grossi, en la mañana de este jueves, a las “10.15”, al canciller Jorge Faurie, quien a su vez le envió la información al ministro de Defensa, Oscar Aguad.

Según agregó, el estallido se produjo a las 10:30 del miércoles 15 de  noviembre y la información coincide con la “anomalía hidroacústica” detectada por medios militares de Estados Unidos a 30 millas al norte del lugar en el que provino la última comunicación del submarino, en un punto a 430 kilómetros de la costa en el Golfo de San Jorge y tiene un radio de 125 kilómetros, precisó Balbi, quién explicó que está cerca del talud, donde la profundidad del mar “tiene variaciones muy considerables, desde los 200 hasta los 1.000, 2000 o 3.000 metros”.

Por otro parte aseguró que la avería en las baterías  comunicada por el capitán del submarino había subsanado y no “hay  que asociar la explosión” con ese evento. 

Grossi informó que, según le transmitió el Organismo para al Prohibición de los Ensayos Nucleares (detecta la no-realización de ensayos nucleares y recibe latidos de la tierra de todo el mundo), "se captó un fenómeno 3 horas después de la última comunicación". Al respecto, agregó que "la conclusión técnica es que se trata de un evento singular de fuerte intensidad y que no es consistente con ruidos marinos o sismos. Es altamente relacionable con otras explosiones subacuáticas que se han registrado".

El diplomático aseguró que estos datos “coinciden con la información de Estados Unidos y agencia de otros países”, que reportan que el miércoles (de la semana pasada) a las 10.31 “habían detectado una anomalía hidroacústica”. "En este caso estamos confirmando esa información con la organización de control de pruebas nucleares” agregó.

En tanto, Balbi aseguró que van a continuar la búsqueda del ARA San Juan, perdido en aguas del Atlántico Sur, “‘Están barriendo, haciendo un mapeo del fondo para tratar de localizarlo, hasta tener una evidencia más concreta de dónde está el San Juan y nuestros 44 tripulantes”.

"Hay tres unidades de la Armada patrullando (el área), dos destructores y una corbeta para trabajar de forma activa, para tener ese contacto con el submarino”, dijo y agregó que “arribaron 6 unidades de diferentes nacionalidades: 2 de la Armada, uno de la Secretaria de Agroindustria, el Polar Atlantis estadounidense, el Skandi Patagonia, y el Cabo de Hornos de la Armada de Chile".